Iván Duque Márquez

Sofismas populistas

Iván Duque Márquez
Opinión
POR:
Iván Duque Márquez
diciembre 04 de 2014
2014-12-04 04:53 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c785f521195.png

Es común que para validar posturas y ganar legitimidad en la discusión de su agenda, los gobiernos acudan a trucos de argumentación. En el caso de la reforma tributaria que pretende sacar adelante la actual administración, se ha acudido a la figura de los sofismas, que consisten en aplicar argumentos para persuadir a los demás de algo que es falso.

Ante esta realidad es preciso referirnos a los grandes sofismas de esta reforma:

Esta es una reforma progresiva que grava a quienes tienen mayor ingreso. FALSO. La forma como está planteado el nuevo impuesto a la riqueza castiga a las empresas que tienen menor rentabilidad sobre patrimonio. En pocas palabras, entre más bajo el retorno sobre patrimonio, mayor será la carga tributaria. Igualmente, entre mayor sea la inversión o el ahorro de una empresa representado en bienes de capital, mayor será la carga tributaria.

Esta es una reforma equitativa. FALSO. Aquellas empresas que inviertan en bienes de capital, pero que tengan etapas improductivas, tendrán que pagar el impuesto a la riqueza sin poder deducir aquellos bienes e inversiones que aún no generan rentabilidad.

La nueva reforma no afecta a la clase media. FALSO. Los canales de afectación a la clase media se detonan mediante distintas manifestaciones. Por un lado, al hacer mas gravosa la inversión de las empresas y al gravar con mayor severidad sus utilidades no tendrán mas remedio que reducir costos, entre los que está no contratar nuevo personal, despedir personal y/o transferir sus cargas al consumidor final.

Adicionalmente, otra afectación a la clase media se da por eliminar la devolución de dos puntos del IVA para pagos con tarjeta débito o crédito, toda vez que ha sido un mecanismo de estímulo a la bancarización, la limitación del uso de efectivo y la inclusión financiera.

Algo que tampoco deja de preocupar consiste en que los aportes de los afiliados a las cooperativas serán contados como patrimonio de las mismas, lo cual es bastante grave, debido a que dichos aportes pueden ser retirados en cualquier momento, siendo más una contingencia o un compromiso que una tradicional estructura patrimonial. Al gravar este componente se puede afectar un sector donde miles de personas participan en actividades productivas.

Esta es una reforma para la equidad. FALSO. Al ser una reforma que ahuyenta la inversión y aumenta la carga en sectores como el industrial, agropecuario, mineroenergético, por solo mencionar algunos, que son generadores de empleo y que representan ingresos importantes para el país, puede tener efectos negativos en la generación de empleo, productividad y competitividad, lo que al final trasciende en menos recaudo para la inversión social.

La reforma tributaria del 2012 solo ha traído beneficios. FALSO. El haber construido una estructura bicéfala en el impuesto de Renta con el CREE, y un régimen de personas naturales complejo, incubó parte del problema que hoy estamos padeciendo. La terca actitud del gobierno de seguir adelante con una reforma antinversión nos hace recordar a John Marshall cuando dijo “el poder de aplicar impuestos incluye el poder de destruir”.

Iván Duque Márquez
Senador
ivanduquemarquez@yahoo.com
 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado