De ‘rankings’ a ‘rankings’

Jaime Arteaga
Opinión
POR:
Jaime Arteaga
enero 16 de 2015
2015-01-16 03:18 a.m.

¿A quién no le gusta compararse? ¿Quién no siente orgullo, satisfacción por estar entre los mejores de algo? Es natural entonces que los rankings tengan tanta fuerza y sean los espacios para reconocer a las empresas y organizaciones que son competitivas en diferentes temas. Los hay de todo tipo como sus usos: de desempeño financiero, de las empresas como sitios para trabajar, de marcas, de reputación, etc... Y los rankings son de gran utilidad pues incentivan a las compañías y organizaciones a esforzarse en ser mejores y lograr los mejores puestos.

Es precisamente por la importancia que tienen estos al momento de reconocer a las organizaciones y a las compañías que lo están haciendo bien en un área específica, que al momento de hacerse deben seguir principios éticos y el rigor metodológico: desafortunadamente no siempre ocurre así.

Recientemente ha surgido el debate entre algunos rankings que condicionan el ingreso de las compañías a un pago. Esto implica que el universo se limite sólo a aquellas empresas ‘clientes’ y puede restarle confianza ante aquellos que han optado por no financiar su participación en la medición. Si bien esta práctica es común y no necesariamente puede interpretarse como una debilitación del rigor técnico de dicho estudio, es importante que al presentarlos ante la opinión pública, quienes los publican sean claros con respecto a su radio de acción, para que así no tengan que enfrentar a un público decepcionado por el método de exclusión de las compañías.

A este debate fue sometida la publicación ‘Las Grandes Marcas de Colombia’, presentada por 360 Media con el respaldo de la Corporación Marca País. La publicación es indudablemente necesaria, y cualquier persona con mediano conocimiento en mercadeo sabe que aporta de manera importante a la sinergia que se está dando entre las empresas con la Marca País. La publicación busca impulsar el esfuerzo que están haciendo varios anunciantes por sacar la Marca País en sus productos.

Desconocer que su aporte es positivo, resulta mezquino. Por otro lado, es posible que este debate hubiera sido evitado si la publicación hiciera explícitas las condiciones para que las marcas fueran tenidas en cuenta en el ranking. Un asunto menor, que ha tomado visos de escándalo, deja una enseñanza a todos los monitores y rankings que se producen, para que en el futuro siempre hagan claridad sobre que, entre las condiciones que tienen las compañías que son medidas está la de haber hecho una inversión en consultoría o asesoría con la entidad que está emitiendo dicho veredicto.

Este acto de disciplina y transparencia podrá ayudar a mantener la confianza en los rankings, tan importantes para incentivar la competencia por ser los mejores.

Jaime Arteaga
Director de Jaime Arteaga y Asociados,
representante del Monitor Empresarial de Reputación Corporativa Colombia

 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado