coyuntura

Cursos extracurriculares, claves para la formación complementaria

La práctica de instrumentos musicales convierte las personas en metódicas que cuidan los detalles. Además mejora su capacidad de atención.

Javier Acosta
Opinión
POR:
Javier Acosta
junio 02 de 2016
2016-06-02 07:44 p.m.

Brindar la oportunidad a los niños y jóvenes de realizar actividades extracurriculares como complemento en la formación y descubrimiento de nuevos gustos, habilidades y pasiones es hoy en día un proyecto adicional en las instituciones educativas.

Estas actividades, que se caracterizan por realizarse en horarios alternos a las horas de clase habituales, buscan potenciar el crecimiento físico, intelectual y social de los niños y jóvenes.

¿Pero por qué son importantes? Los niños de hoy pertenecen a una generación tecnológica y activa donde constantemente quieren explorar, conocer, inventar y crear.
Además, se exigen a sí mismos, siempre en busca de más. Por esta razón y teniendo en cuenta las múltiples habilidades a las que muchos pueden dar aprovechamiento, la oferta de los cursos extracurriculares debe mantenerse a la vanguardia de sus necesidades.

En pocas palabras lo que buscan estos cursos es favorecer las habilidades de los participantes y potenciar sus gustos y talentos. Desarrollar arte, música o cultura, practicar algún deporte, les brinda a los estudiantes alternativas sólidas para invertir bien su tiempo libre, con opciones que responden a sus preferencias y siendo ejes de la integralidad formativa de valores como la solidaridad, disciplina, creatividad, responsabilidad, liderazgo y trabajo en equipo, que hoy por hoy son fundamentales en una sociedad globalizada y tecnológica.

Los cursos extracurriculares son un complemento a la formación y educación de los niños. Por esta razón, ser parte de un curso extracurricular aporta al aprendizaje de una forma creativa, práctica y diferente a lo rutinario; contribuye a mejorar la calidad en el aprendizaje porque desarrolla de manera trasversal cualidades, por ejemplo la curiosidad y atención, y capacidades, es decir, la precisión, concentración, resistencia, etc.

Y es que dar espacios distantes de “la era digital” permite no solo lograr todo lo mencionado anteriormente, sino a su vez ser aliados en una propuesta de inversión del tiempo al margen de situaciones nocivas a cambio de un fortalecimiento físico y mental.
No obstante, los objetivos de estos, no se encierran solamente en el beneficio de quienes los practican, sino también en la solidificación de la formación como familias, “es importante brindar tiempo de calidad a nuestros hijos debido a que hoy en día se encuentran expuestos a diferentes tipos de eventualidades: crear buenos hábitos de vida significa garantizar, de cierta manera, una mejor utilización del tiempo libre”.

BENEFICIOS


Diferentes estudios han encontrado que cuando los niños y jóvenes participan en las actividades extracurriculares se encuentran favorecidos porque mejoran su memoria, su atención y su concentración; tienen un mejor rendimiento académico, reducen sus fallas o ausencias a clases, tienen una mayor disciplina, aprenden sobre respeto, tolerancia y buenos hábitos.

Tomando como referencia la calidad e importancia de las actividades extracurriculares, el portafolio de opciones que brindan colegios como el Gimnasio Alessandro Volta ha crecido de acuerdo a diferentes variables; al momento de crear una oferta completa se tiene en cuenta que abarque y responda a los intereses y a las necesidades de las nuevas generaciones entusiastas, tecnológicas, dinámicas y activas. Esgrima, coro, guitarra, fashion, karate do, fútbol, voleibol, caricatura y comics, robótica, karate, tenis, ballet, equitación, violín e idiomas son solo algunas de las alternativas que se ajustan a gustos y disponibilidad de tiempo.

Sin embargo, las actividades extracurriculares logran sus fines cuando cumplen con algunas de las siguiemntes premisas:

Que sean acordes a la edad del niño; que él se sienta a gusto con la actividad; que no sea elegida a partir de los pasatiempos e intereses de los padres;que se realice en lugares adecuados, llamativos y a cargo de profesionales en cada especialidad; que sienta el apoyo de sus padres y que ellos compartan todo su entusiasmo e interés.

Por ejemplo, el fútbol y el tenis tienen múltiples ventajas para los niños en su presente y hacia el futuro en temas como la salud y la prevención de enfermedades. Estudios han encontrado que quienes los practican tienen menos riesgos de hipertensión arterial, sobrepeso y otras enfermedades, y que los modelos de actividad física establecidos durante la infancia continúan en la edad adulta, un pro a favor de un estilo de vida sano y equilibrado.

El curso de equitación por su parte, además de crear una linda relación entre los niños y los caballos, les permite aprender a conocer, cuidar y respetar a estos animales, a disfrutar de un deporte que brinda una experiencia al aire libre y al mismo tiempo cultiva el amor por la naturaleza.

Por otro lado, está el ballet que además de ser un arte fomenta la disciplina, el trabajo en equipo, la pertenencia y creatividad. En cuanto a sus beneficios se pueden mencionar algunos como la estimulación de la circulación sanguínea y el sistema respiratorio, corrige las malas posturas, ayuda a ganar elasticidad, ejercita la coordinación, la agilidad de movimientos y el equilibrio, colabora en el desarrollo muscular y la forma de la columna y aporta a la psicomotricidad.

En cuanto al arte, la música es una de sus mayores manifestaciones, es esencial para el desarrollo de los niños pues abre una infinidad de espacios para aplicar la creatividad, el trabajo en equipo e individual, la tolerancia, paciencia y autoexigencia. La práctica de instrumentos como violín y guitarra los convierte en personas metódicas que cuidan los detalles, aprenden a planificar bien las tareas y mejoran su capacidad de atención. Además, fortalecen su expresión y autoestima, vencen el miedo y asumen riesgos aportando seguridad y autoconfianza.

Partrizia Mascioli,
rectora del Gimnasio Alessandro Volta.

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado