Jeanne Kelly Ruíz

La mujer en el mercado laboral colombiano

Jeanne Kelly Ruíz
POR:
Jeanne Kelly Ruíz
marzo 07 de 2012
2012-03-07 02:00 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/18/56c641d0d65e5.png

Al observar con detenimiento los últimos diez años, se tiene que a pesar de que se han presentado algunos avances importantes en el mercado laboral, se sigue favoreciendo la condición de hombre.

La mujer sigue manteniendo una menor participación en la tasa de ocupación nacional, un mayor desempleo y una menor representación en las categorías principales de la economía por posición ocupacional. En el primer caso, se tiene que la tasa de ocupación nacional para las mujeres fue de 48 por ciento frente a 70 por ciento de los hombres en el 2011; en cuanto al desempleo, se registró 12 por ciento para las mujeres frente a 7 por ciento de los hombres en el mismo año y de acuerdo con la posición ocupacional, en las dos categorías principales ‘trabajador por cuenta propia’ y ‘empleados particulares’ se tuvo una diferencia en la participación de 20 por ciento a favor de los hombres.

Respecto a los ingresos, la desigualdad persiste a pesar de que las mujeres tienen mayores niveles de educación; además, los hombres ganan en promedio más que las mujeres en todas las categorías, excepto, en las actividades menos remuneradas. En el primer caso, se tiene que la brecha entre los ingresos de hombres y mujeres oscila entre 67 por ciento para aquellos que no poseen ningún nivel de educación y 46 por ciento cuando tienen estudios superiores; de acuerdo con la posición ocupacional, las mujeres en promedio solamente ganan más que los hombres en actividades como las de jornaleros o peones, que tan solo representan 1 por ciento de las mujeres ocupadas del país.

La elección del área de estudio explica gran parte de la brecha salarial entre géneros. Un estudio reciente del Centro de Estudios Económicos Regionales (Ceer) de Cartagena afirma que las diferencias de género en la escogencia del área de estudio explican entre 34 y 41 por ciento de la brecha salarial promedio. De esta manera, valdría la pena incentivar la elección de estas otras opciones que están siendo mejor remuneradas.

Al observar la distribución del mercado laboral en la principal rama del país el panorama mejora, sin embargo, debe insistirse en aumentar la participación de las mujeres en otras actividades económicas que tienen buena perspectiva. En la categoría que más empleo le aporta al país (comercio, hoteles y restaurantes) se presenta una distribución equitativa por género, pero otras ramas de la economía como las de actividades inmobiliarias e intermediación financiera muestra una tendencia a la alza y han presentado un crecimiento de más de 4 por ciento en promedio en los últimos diez años.
JEANNE KELLY RUÍZ T.
MAGISTER EN CIENCIAS ECONÓMICAS
jearui31@utadeo.edu.co

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado