Jorge Alonso Ruíz
comentario de la semana 

Una nueva reforma en los tributos

Antes no existían fenómenos como Netflix; ahora existen y también se gravan. Son varios cambios y se espera sean bien vistos por las calificadoras.

Jorge Alonso Ruíz
Opinión
POR:
Jorge Alonso Ruíz
octubre 24 de 2016
2016-10-24 07:24 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e4861cc84.png

El jueves pasado hubo un evento muy interesante aquí en Bogotá, organizado por Reuters, coincidencialmente en el mismo edificio donde yo realizo mis estudios académicos. Una conferencia fue dada por Juan Pablo Zárate, codirector del Banco de la República, y la otra fue dada por Andrés Escobar, viceministro técnico de Hacienda. Estos son temas asaz interesantes y fructíferos en el devenir nacional. Por un lado, el Codirector estuvo hablando de la inflación y de cómo va poco a poco convergiendo hacia su meta. Si bien los choques temporales han hecho que la economía baje un poco, también es un hecho que hay optimismo y tasas reales altas que nos hacen lucir aun bastante atractivos para el mercado de afuera. Hay términos interesantes como la probabilidad del desanclaje de expectativas, la cual ha disminuido, y también tres hechos que atraparán todas las miradas: las negociaciones salariales para el otro año, la reacción del mercado a las decisiones de la Fed y la evolución de todo el proceso fiscal, es decir de todo lo relacionado con la aplicabilidad y puesta en marcha de la reforma tributaria.

Precisamente sobre este último tema el Viceministro técnico habló. La necesidad de hacer esta reforma parte de que, por la baja en los precios del petróleo, se han dejado de recibir bastantes recursos (aproximadamente 23 billones) y además hay un ítem de la regla fiscal que obliga a bajar el déficit en los próximos años. Es necesario que una reforma sea simple, mejor dicho que sea fácil de recordar, de entender y de poner en marcha. Creo que esto aplica para todo, puesto que al crear algo demasiado complicado resulta que el remedio se vuelve peor que la enfermedad. Habrá más control a la evasión, intercambio de información entre países (importante en el momento de revelar movimientos en paraísos fiscales, compras, ventas y demás), control a las transacciones en efectivo y más control a las entidades sin ánimo de lucro: para ser una de estas últimas habrá más requisitos, ya no será tan sencillo.

Hay dentro de esta reforma tributaria bastantes conceptos. Se mirarán las rentas exentas y sobre el monotributo, el viceministro dijo que se ha creado una polémica en torno a ello: este sistema será voluntario y la idea es que cada negocio se acoja a lo que más le convenga. Yo exalto siempre la buena voluntad y creo que aquí hay muestra de ello. Hay un IVA que ya sabemos que aumenta del 16% al 19%, todo el cuento de más impuestos a las bebidas azucaradas y a los cigarrillos, y unos impuestos verdes, es decir los que desincentivan las emisiones nocivas para el medio ambiente. Antes no se gravaban los planes de datos del celular (claramente antes eran más importantes los minutos que los gigas), ahora sí. Antes no existían fenómenos como Netflix; ahora existen y ahora también se gravan. Son varios cambios y se espera sean bien vistos por las agencias calificadoras. Todo es para bien y las adecuaciones, tanto didácticas como tecnológicas, se irán dando.

Hay más minucia, naturalmente. Pero creo que el primer paso que hay que dar es pensar positivamente respecto a esto, debemos ser optimistas en que todo se hace con el mejor propósito y siempre con el objetivo de mejorar como país. Por último, he de decir que fue un buen plan y buena gente interesante allá en el evento de Reuters.

Buena suerte para esta semana!

Jorge A. Ruiz
Trader Corficolombiana

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado