Jorge Alonso Ruíz
comentario económico

El beef Wellington y la
pronunciación contraintuitiva

Jorge Alonso Ruíz
Opinión
POR:
Jorge Alonso Ruíz
mayo 04 de 2016
2016-05-04 06:21 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e4861cc84.png

Buenos días:

Siempre había querido probar el famoso beef Wellington. Básicamente, sin necesidad de mencionar la receta y los tiempos de cocción, es un trozo de carne cubierto de masa de hojaldre, por lo tanto se convierte en la versión deluxe y agrandada del popular pastel de pollo que degustamos a veces en la panadería de la esquina cuando el hambre nos ataca a deshoras. El beef Wellington es súper bonito porque al ser una carne cubierta de hojaldre, al ser cortada en postas queda como un pastel, con carne en la mitad y con hojaldre en las paredes. Estaba con un gran amigo a quien quería saludar hace rato, alguien muy especial y compañero de conciertos en el año 2011 (Coldplay, Franz Ferdinand y Paramore, para ser exactos), nos dirigimos a Diner, un buen sitio que para ser fieles a la buena pronunciación se debería pronunciar “Dainer” y no “dinner”. Estábamos ahí y pedí una hamburguesa Wellington. Muy rico, si van allá se los recomiendo. No sobra aclarar que al existir ya la presencia del hojaldre, el pan de la hamburguesa no existe, no es necesario. “Dainer” se convierte en una palabra cuya pronunciación es intuitiva, por cierto.

La que no es intuitiva es la pronunciación del nombre del equipo de fútbol que ganó un torneo importante en estos días y que es del mismo país del beef Wellington. Me enteré que casi nadie le apostaba, es un club pequeño que terminó ganando: el Leicester city. Claro, lo normal es pronunciarlo “leicester”, tal cual como reza la letra, pero no. Los ingleses lo pronuncian “leister”, o más flemático aun: “lesta”. No es de aterrarse porque hay muchas palabras inglesas cuya pronunciación, académicamente hablando, recibe ese nombre de contraintuitiva. ¿Se acuerdan en el colegio de “Literature” que se decía “lirashur”?, ahí está, bienvenidos a la pronunciación contraintuitiva. Y ejemplos hay más.

El dólar abrió a 2.860 y cerró a 2.914,10. Los Tes de julio de 2024 en valoración pasaron del 7.92% al 7.96% (para arriba) pero cerraron al 7.86% (para abajo). Fueron comprados en alto monto. Por último, los septiembre de 2030 pasaron del 8.44% al 8.47% (otra vez, para arriba) pero cerraron al 8.38% (otra vez, para abajo). No sé si esto sea contraintuitivo, no está en mí decidir. Está en mí escribirles y pronunciar.

Buena suerte para hoy!!

Jorge Alonso Ruiz Morales
Trader moneda legal
Corficolombiana

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado