Juan Carlos Garcés
coyuntura

Los retos de la innovación

Es vital que las tecnologías sean vistas como una inversión a mediano y largo plazo y no como un gasto adicional. 

Juan Carlos Garcés
Opinión
POR:
Juan Carlos Garcés
marzo 01 de 2016
2016-03-01 08:11 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7c421ce461.png

El 2016 será para Colombia el año en que deberá enfrentar cuatro grandes desafíos en temas de desarrollo y crecimiento económico: precios del petróleo bajos, dólar en alza permanente, crecimiento lento y más impuestos. Así lo manifestó el economista y político Miguel Gómez en el marco del HP Innovation Day, organizado recientemente en Bogotá por Hewlett Packard Enterprise, HP Inc. e Intel, en el cual la realidad del país parece estar encaminada hacía un entorno macroeconómico disminuido, con varios desafíos para la industria de tecnología.

Para entender este contexto, es necesario ubicar a Colombia en un marco regional y mundial. Actualmente, y de acuerdo al Departamento Nacional de Planeación (DNP), el país continúa siendo líder en crecimiento en América Latina, seguido por Brasil, Argentina y Ecuador; mientras tanto, en el contexto global, es la onceava economía del mundo con mayor crecimiento, la cual incrementó la inversión extranjera debido a la coyuntura de paz y los tratados de libre comercio con otras naciones importantes. Sin embargo, no podemos desconocer la desaceleración de la economía como factor determinante para marcar la ruta del desarrollo tecnológico.

"La adopción de innovaciones en
Colombia avanzará de manera positiva
en el 2016 con el lanzamiento de nuevas soluciones y servicios TI"

COMPARTIR EN TWITTER


En contraste, es importante resaltar que durante la primera mitad de la última década, el país obtuvo un comportamiento económico positivo, es decir, un crecimiento del 4,6 por ciento y una tasa de inversión del 28,8 por ciento, con el fomento del empleo como garantía de evolución, lo cual nos mantuvo líderes y robustos para afrontar la actual crisis. Esto no supone que Colombia deba ser indiferente al impacto de la situación actual de la economía, por el contrario, sugiere la forma de aprovechar el cambio y ponerlo en favor para mejorar la tecnología y la productividad. Bajo este panorama, en Colombia estamos viendo a las grandes compañías adaptarse a dicho entorno para conseguir un comportamiento económico sostenible y positivo, que permita rentabilidad en el negocio, de manera que las condiciones no representen un riesgo dentro de los próximos dos o tres años.

Bajo esta sombrilla, el reto para la industria TIC está en mantenerse a flote sobre este gran mar ‘picado’, el cual viene cargado de pesimismo. Las estrategias empresariales deben replantearse teniendo una amplia política de inversión que asegure su estabilidad en el mercado y les posibilite llegar a costas seguras, garantizando la supervivencia en periodos difíciles. Así, las tecnologías se convierten en un aliado clave para superar momentos de crisis, al igual que mantenerse a la vanguardia, de cara a un entorno que no cesará en su demanda. Es el momento de acelerar la incorporación de estas tecnologías en los procesos de operación y gestión para aumentar la productividad.

A esto se suma que en Colombia estamos entrando en la cuarta revolución digital, cuyo auge es nutrido por el surgimiento de nuevos modelos de negocio que están adheridos a tecnologías novedosas. La economía colaborativa hace parte de esto, pues auguran grandes retos tanto para mercados desarrollados como emergentes.

En consecuencia, es vital que las tecnologías sean vistas como una inversión a mediano y largo plazo y no como un gasto adicional, pues será, sin duda alguna, uno de los salvavidas que mantendrá a flote la competitividad de un sinnúmero de negocios, incluyendo pequeñas, medianas y grandes empresas.

La adopción de innovaciones en Colombia avanzará de manera positiva en el 2016 con el lanzamiento de nuevas soluciones y servicios TI, lo que nos ubica en un periodo de transformación y reflexión para la educación, la economía y el continuo desarrollo del país y la región. Es por ello que, a pesar de factores económicos complejos, Colombia seguirá siendo un país estratégico de negocio, el cual debe moverse de forma asertiva y dinámica. Entre tanto, compañías como Intel, HP Inc. y Hewlett Packard Enterprise continuarán generando productos y soluciones innovadores para un mercado de consumidores altamente dinámicos, en los que la cautela es necesaria, pero la adopción de innovaciones, un deber.

Juan Carlos Garcés
Gerente general de Intel Colombia

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado