Juan Manuel Ramirez M.

Bienvenida China

Juan Manuel Ramirez M.
Opinión
POR:
Juan Manuel Ramirez M.
junio 21 de 2016
2016-06-21 05:41 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7860c3a414.png

En 1991, bajo el gobierno de Cesar Gaviria Trujillo, se dio la recordada apertura económica. Las puertas comerciales del territorio se abrieron para comenzar un proceso de inmersión en la tendencia globalizada de los mercados. Hasta entonces, en Colombia solo se veían unas pocas marcas de carros y los supermercados estaban abarrotados fundamentalmente de productos nacionales. El país pasó de ser un lugar desconectado, en términos comerciales, del mundo a un gestor de acuerdos arancelarios para promover mayor intercambio.

Hoy, 25 años después, Colombia ha avanzado en la rápida firma de TLC con EE. UU., Canadá, Unión Europea, México, Panamá y Corea del Sur (por mencionar algunos mercados). Cambiaron los tiempos en que solo se hacían negocios con los países vecinos y se empezó a mirar el Pacífico, pese al abandono de sus fronteras, por la salida a los destinos asiáticos. El retiro de visas a diferentes lugares y el crecimiento de la clase media, también contribuyó a que los colombianos incrementaran sus salidas del país.

Por eso, me sorprenden los hechos acontecidos hace algunos días por cuenta de las agresiones y amenazas que algunos pequeños comerciantes impulsaron contra la comunidad china, que lleva a cabo actividades en la zona de San Victorino en Bogotá.

Hubo manifestaciones, violencia, daños y enfrentamientos. La Asociación Colombo China y la Embajada tuvieron que intervenir a través de un diálogo con los protestantes, que reclaman mejores condiciones para competir. De hecho, los nacionales sostienen que la mayor llegada de chinos a la zona les ha representado pérdidas, debido a que sus precios son más bajos. Nada más salido de contexto.

Muy importante que el Gobierno acompañe esta situación para que no pase a mayores, y reitere la libertad en la que se encuentra inmersa nuestro mercado. Permítanme servir de abogado y recordar que mientras todas las actividades llevadas a cabo sean legales no tienen por qué ser objeto de ningún tipo de resistencia. Tan válida es nuestra industria nacional como tan pertinente la mayor competencia generada por los importadores que vienen desde cualquier socio comercial. Bienvenidos a la nueva realidad global de los mercados.

Esta situación, ocasionada por la mayor competencia comercial desde la comunidad china, en términos de precios, ya se ha presentado en otros países de la región, donde se dio el mismo debate. Lo que sucede, como bien planteo al principio de esta columna, es que el proceso de apertura económica es relativamente reciente. Y merece toda la atención del Gobierno Nacional y las autoridades, desde donde debe garantizarse todas las condiciones para quienes llevan a cabo actividades comerciales legales.

Qué bueno que en Colombia los debates sean acerca de la competencia y no sobre la guerra. Ese es el futuro cambiante del país.

En el caso particular de la situación entre algunos comerciantes y la comunidad china, hay que comprender que el mundo cambió. Bienvenida siempre la comunidad china a Colombia, de eso no hay duda; su gente, sus productos y su inversión. Como dijo el embajador de China en Colombia, Li Nianping, hay que recordar que las flores, el café y los productos de origen colombiano son bien recibidos en su país.

Juan Manuel Ramírez M.
Consultor
J@egonomista.com
@Juamon

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado