Juan Manuel Ramirez M.

El inocente Donald Trump

Juan Manuel Ramirez M.
Opinión
POR:
Juan Manuel Ramirez M.
septiembre 08 de 2015
2015-09-08 03:41 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7860c3a414.png

Debo reconocer que me sorprende encontrar entre cientos de comentarios que llegaron por cuenta de mi artículo publicado hace dos semanas en Portafolio, titulado ‘Los muros de Trump y Maduro’, escritos por colombianos defendiendo al polémico precandidato republicano. Por moda, desconocimiento o pasión, cualquiera de las razones que se quiera buscar, resulta paradójico que siendo la población latina la principal afectada con las declaraciones de Trump, existan simpatizantes de su idea de expulsar a los mexicanos de Estados Unidos (tal y como lo hace Nicolás Maduro, de Venezuela con los colombianos) o de construir un muro en la frontera.

El periodista Jorge Ramos, quien recibió el más reciente de los dardos de Trump, asegura que el republicano calcula llegar a la Casa Blanca sin el voto latino (lo cual es claramente imposible). Hablemos de población hispana, para que las cifras suenen todavía más grandes. Hasta el año pasado, el número aumentó hasta los 53 millones de personas (17 por ciento de la población total), lo que significa la mayor minoría étnica del país. De ese total, el 65 por ciento corresponde a mexicanos; casi 10 por ciento a puertorriqueños; 3,8 por ciento a salvadoreños; 3,6 por ciento a cubanos, 3 por ciento a dominicanos; 2,3 por ciento a guatemaltecos, y muy cerca están los colombianos.

Aun con todo este panorama, el nacionalismo le ha funcionado en las encuestas al empresario republicano. Como bien lo decía Ramos, millones de estadounidenses ‘compran’ ese discurso de considerar a los inmigrantes los culpables de la crisis en ese país. En los últimos sondeos del Washington Post y la cadena de televisión ABC, Trump registra un favoritismo del 24 por ciento en las consultas republicanas. Le siguen el gobernador de Wisconsin, Scott Walker, con 13 por ciento, y el exgobernador de Florida, Jeb Bush, con 12 por ciento. Aunque falta más de un año para las elecciones, la tendencia de Trump se ha convertido un fenómeno mediático, que ha impedido poner sobre la mesa las verdaderas propuestas de los republicanos para llegar a la Presidencia.

Todo lo anterior no quiere decir que Trump tenga asegurada su nominación republicana, ni mucho menos que sea el favorito para llegar a la Casa Blanca. Todavía quedan varios escalones por subir, y el discurso de promover el éxodo de inmigrantes se queda corto. El planteamiento de propuestas serias no se ha visto, y en las encuestas en las que participan los demócratas hay una amplia ventaja frente a los republicanos. De hecho, Hillary Clinton registra 55 por ciento frente al 40 por ciento de su opositor del partido más popular. Hay quienes dicen, además, que el vicepresidente Joe Biden podría optar por sumarse a los comicios, y ese sería el ‘palo’, que llaman en Colombia, para las elecciones presidenciales del próximo año. Contaría con el respaldo del presidente Barack Obama, pero, además, goza de una envidiable popularidad en ese país. Sería algo así como el Germán Vargas Lleras de Estados Unidos.

Juan Manuel Ramírez Montero
Consultor privado
@Juamon

 

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado