Juan Pablo Campos

¿Por qué estamos fallando?

Juan Pablo Campos
POR:
Juan Pablo Campos
mayo 08 de 2013
2013-05-08 11:49 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb4082a928c.png

Es muy preocupante ver que no tenemos una estrategia en la etapa de implementación del TLC con Corea, respecto a nuestros empresarios.

Siempre he pensado, que lo sencillo es negociar los tratados y lo complejo alinear todas las fuerzas público-privadas, en el país, para sacarle provecho a estas plataformas que nos dan acceso a nuevos mercados.

Los japoneses, después de la Segunda Guerra Mundial, enviaban misiones a estudiar sectores específicos en EE. UU. y Europa.

De ahí salían las políticas de Estado que seleccionaron las industrias, en las que iban a competir globalmente. Ellos no copiaron, mejoraron e innovaron en sectores como la electrónica y el automotriz, por mencionar solo dos.

Los coreanos llevan décadas invirtiendo más del 3,5 por ciento de su PIB en investigación y desarrollo. En Colombia, no llegamos al 0,2 por ciento. Aquí está la base para la innovación en cualquier sociedad.

Hoy, las economías modernas se basan en su dominio del conocimiento y la información. Y el conocimiento se enriquece mediante la investigación y la educación.

Pienso que, le corresponde al Ministerio de Industria y Comercio liderar una política transversal con sus pares de Educación, Agricultura y Hacienda para lograr detallar el objetivo colombiano frente al TLC con Corea.

¿Cuáles son los sectores seleccionados para competir?, ¿tenemos identificado el potencial de demanda para cada uno?, ¿sabemos cuáles son las principales empresas en cada sector?, ¿cuál es el apoyo en investigación y desarrollo que recibirán estos ramos para competir?

Y menciono los ministerios de Educación, Agricultura y Hacienda por lo siguiente.

Hacienda: le corresponde asignar las partidas presupuestales que permitan fomentar la competitividad de los sectores seleccionados.

Asimismo, aumentar el presupuesto para investigación y desarrollo de los ramos llamados a competir globalmente. No se puede pretender ser competitivo si, además de tener una infraestructura tan rezagada, no invertimos en el conocimiento.

El Gobierno debe presentar iniciativas legislativas para otorgar incentivos tributarios a los empresarios que inviertan en investigación, experimentación y registro de patentes.

Educación: buscar los acuerdos de cooperación internacional con universidades y centros de investigación en el extranjero para formar a nuestros jóvenes.

Esto incluye programas intensivos de idiomas, como el coreano, en el cual tenemos muy pocos profesionales competentes. Capacitación de los profesionales en sectores como el de turismo, en el que tenemos un alto potencial de crecimiento, pero aún estamos en pañales.

Agricultura: no hay duda de que, donde más oportunidades tiene Colombia frente a Corea es en el sector de alimentos. Necesitamos agricultura competitiva y de gran escala.

Debemos invertir en traer las mejores variedades, además de inversión en procesamiento y logística.

No veo nada de eso pasando en esta administración, y me preocupa. ¡El discurso de que nuestros campesinos son la despensa del Asia es de hace 50 años!

Colombia goza de una diplomacia comercial activa, pero carece de una política de desarrollo coherente que la acompañe.

Llegó el momento de que el país exija que, en paralelo a la negociación de nuevos tratados, el Gobierno exponga su plan de ejecución doméstico que les dé acompañamiento y soporte a sus empresarios en la feroz competencia internacional. Ojo, están ya en curso negociaciones con Japón y una posible entrada al TPP, entre otras.

Juan Pablo Campos

Empresario especializado en comercio con Asia

campos@colombiasialink.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado