Julián Domínguez Rivera

Factores para la transformación

Julián Domínguez Rivera
POR:
Julián Domínguez Rivera
marzo 06 de 2014
2014-03-06 01:08 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb39773bede.png

Con desiguales resultados, el país ha emprendido el reto de sacar adelante una serie de acciones que le permitan mejorar su posición en los rankings internacionales de competitividad. Pese a los evidentes atrasos, se avanza en una agenda seria que está sentando las bases para mejorar las condiciones de productividad en Colombia y los factores de atracción de inversión.

En este contexto, es una buena noticia el inicio del servicio del Registro de Garantías Mobiliarias (Ley 1676 de 2013), iniciativa del Gobierno Nacional, impulsada por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y la Superintendencia de Sociedades, con el apoyo de Confecámaras y Asobancaria, y la asesoría de la Corporación Financiera Internacional.

Este servicio le ‘pega’ a un reto gigantesco que tiene el país: disminuir la vergonzosa brecha de desigualdad, ya que permitirá incrementar el acceso al crédito de las empresas, en especial las pequeñas, al incluir un mayor conjunto de bienes muebles en la estructura de las garantías para amparar las obligaciones, lo que les posibilitará financiar su crecimiento.

Y es que si bien Colombia ha avanzado significativamente en temas de inclusión financiera, llegando a cumplir antes de tiempo el objetivo de bancarización propuesto en el Plan Nacional de Desarrollo, según lo reportó Asobancaria en el 2013, en el caso de las empresas, en especial las pymes, las cifras evidencian obstáculos que limitan su financiación. De acuerdo con un estudio realizado por Visa en el 2013, el acceso al crédito solo llega a 12 de cada 100 de estas empresas en nuestro país.

Todo esto conduce a un círculo vicioso de bajo o imposible crecimiento, al no poder apalancarse para acceder a capital de trabajo, nuevas tecnologías o talento humano, que los lleve a ser más productivos y a acceder a nuevos mercados.

Con las Garantías Mobiliarias el país continuará avanzando en la medición internacional de facilidades para hacer negocios o doing business, ya que no solo facilita el acceso al crédito, sino que simplifica los trámites, dado que el registro únicamente lo hace el acreedor con el consentimiento del deudor, sin presentación de documentos adicionales.

En los países en donde se ha aplicado esta nueva reglamentación, ha propiciado la reducción de los costos de transacción y operación, y brindado más seguridad a las instituciones financieras, disminuyendo los riesgos, lo que se ha reflejado en una mayor flexibilidad en los créditos, más capital disponible, menores intereses y mayores plazos, lo cual se espera ocurra también en Colombia. Los préstamos con garantía son, por su propia índole, menos costosos por el incremento en la certeza financiera y jurídica que le dan al acreedor.

En Latinoamérica existen experiencias exitosas como es el caso de México, que reformó su sistema en el 2010, produciendo más de 130.000 préstamos garantizados con bienes muebles, 97 por ciento para las pymes y el 40 por ciento para el sector agrícola.

Las Garantías Mobiliarias son una oportunidad para que los empresarios obtengan nuevos recursos para financiar sus proyectos, den un paso hacia la formalización haciendo más justa la competencia, compitan frente a productos y servicios extranjeros, contraten y retengan el mejor talento humano y cuenten con un respaldo financiero que apoya su perdurabilidad. Todos, factores fundamentales para que acometan su transformación para competir.

Julián Domínguez Rivera

Presidente de Confecámaras

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado