Julián Domínguez Rivera

Perdurabilidad empresarial

Julián Domínguez Rivera
POR:
Julián Domínguez Rivera
septiembre 15 de 2013
2013-09-15 09:46 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb39773bede.png

Las más recientes mediciones sobre competitividad indican que Colombia no se está moviendo lo suficientemente rápido en el camino que lo conduzca a ser una de las economías más eficientes del mundo.

El país se mantiene en el puesto 69 entre 148 países, según el Foro Económico Mundial, y aunque avanzó 4 posiciones en el ranking del Instituto Internacional para el Desarrollo, ocupa el lugar 48 entre 60 economías, por debajo de Chile, México y Perú.

Experiencias exitosas de naciones como Corea, demuestran que en lugar de desviar la discusión hacia modelos netamente proteccionistas, se debe asumir la transformación competitiva para competir con los mejores.

Las actividades que se deben acometer ya están identificadas en una Agenda Nacional de Competitividad e Innovación, que cuenta con 103 acciones, de las cuales 19 ya están concluidas, 60 tienen un avance mayor al 70%, 11 han avanzado entre el 40% y el 70%, 11 han mejorado menos del 40% y 2 no reportan progresos.

Con todo, para impulsar la competitividad son claves los avances en el nivel microeconómico, por esto nos dimos a la tarea de mirar qué estaba pasando con la fortaleza empresarial del país, a través de conocer la perdurabilidad de las empresas en Colombia.

Encontramos la respuesta en el Registro Único Empresarial y Social, que tiene 5 millones de registros activos y 300 millones de datos, y que nos ha permitido realizar estudios sobre demografía empresarial, formalización, innovación y exportaciones.

Escogimos 80.268 sociedades grandes y pymes, la cuales se consideran agentes de transformación productiva, según el profesor Ricardo Haussman, por sus activos: conocimiento, capacidad de gestión y acceso al financiamiento.

Encontramos que la mayoría de las sociedades colombianas son jóvenes y en edad mediana: el 30,5% son empresas jóvenes (0 a 4 años), el 55,8% en edad mediana (5 a 24 años) y el 13,7% son maduras (más de 25 años). Tienen en promedio 12,5 años y se distribuyen en los sectores de: servicios, 45,6%, con edad promedio de 12 años; comercio, 23,5% y 12 años; industria, 13,3%, y 15 años; construcción, 11,0% y 10 años; agropecuario, 4,8% y 15 años, y minas, 1,8% y 8 años.

Hallamos también que las empresas tienen recursos para impulsar la productividad, dado que sus activos alcanzan 2,2 veces el PIB.

Hay que trabajar para fortalecer la perdurabilidad de las compañías en Colombia, ya que la antigüedad tiene más incidencia en la capitalización y el equilibrio financiero.

También, en la adaptabilidad a las cambiantes condiciones del mercado y superación de periodos de crisis.

Para ello, la propuesta es mejorar la información para identificar nuevas tendencias y mercados, y entender al consumidor, propiciar alianzas estratégicas para el intercambio de conocimientos y la transferencia tecnológica, fortalecer el capital humano e incrementar la sofisticación y el valor agregado de los productos.

Empresas fuertes, perdurables y abiertas a la competencia son el complemento necesario para las acciones que se están acometiendo en infraestructura, fortalecimiento institucional y educación, principales temas en los que el país debe remontar la brecha para dar el salto competitivo.

Julián Domínguez R.

Presidente de Confecámaras

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado