Procesos de selección para CEO

Kevin Kelly
POR:
Kevin Kelly
julio 14 de 2011
2011-07-14 12:57 a.m.

 

Hoy, las grandes compañías luchan por conseguir y retener a altos ejecutivos que desempeñen labores fundamentales en la organización y que contribuyan a su crecimiento, fortalecimiento y expansión, además de conducir a los empleados por un camino de compromiso, responsabilidad e innovación que ayude al buen ejercicio de su trabajo.

¿Qué es lo que debe tener en cuenta un CEO cuando se presenta a un proceso de selección? Un aspecto clave es que la cultura y adaptación laboral juegan un papel importante a la hora de realizar su trabajo.

De acuerdo a algunos estudios, se observa que el 40 por ciento de los CEO abandonan la organización o son despedidos en un término no mayor a 18 meses, por no demostrar una adaptación a nivel profesional y personal.

En un proceso de selección, el candidato a CEO debe dar a conocer, en todos los escenarios a los que se puede enfrentar, sus motivaciones, principales fortalezas y el desempeño que ha obtenido anteriormente, dejando en segundo plano sus cualidades técnicas y concentrándose en experiencias vividas, liderazgo proyectado y capacidades de adaptación.

¿Puede hacer usted este trabajo?, ¿le gusta la oferta?, ¿podremos adaptarnos a trabajar con usted?, son algunas de las preguntas más importantes que debe hacerse el candidato y la persona encargada de realizar la búsqueda y seleccionar a sus ejecutivos, entendiendo que cada interrogante tiene un contexto mucho más profundo que arroja resultados que contribuyen a la consecución de un buen CEO, comprometido y con competencias similares al ambiente cultural vivido en la organización.

Asimismo, en estos procesos hay que contar buenas y malas experiencias, su manera de desenvolverse en situaciones difíciles e informar sobre el manejo en momentos de tensión a lo largo de su trayectoria profesional.

Con esto logrará una conexión con la compañía y le darán confianza sobre la realización de un excelente trabajo de director, brindando, además, precisión y seguridad a la hora de tomar decisiones.

Actualmente, las compañías realizan procesos de selección analizando más a fondo las cualidades de sus candidatos, sus actitudes, experiencias y valores, las cuales no pueden percibir a través de una hoja de vida.

Es por este motivo que el futuro CEO debe razonar, pensar y profundizar las preguntas y respuestas, para dar a conocer su mayor potencial, cualidades personales y así cumplir con los objetivos buscados por la empresa.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado