Para una mejor experiencia active el soporte javascript de su celular. Como hacerlo?

Últimas Noticias de Economía y Negocios de Colombia y el Mundo

Lunes 22 de Diciembre 2014

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La globalización contable llegó al país

Enero 16 de 2013 - 9:45 pm



La creciente aceptación de estándares internacionales de contabilidad como base para los informes financieros representa un cambio trascendental y un reto para toda la profesión de contador y la comunidad de negocios en general.

El 28 de Diciembre del 2012 se promulgó el decreto número 2784 por el cual se reglamenta la Ley 1314 del 2009 sobre el marco técnico normativo para los preparadores de información financiera en Colombia.

Son cuatro artículos y un anexo que conforman un total de 207 páginas publicadas en el diario oficial.

Con este decreto se adoptan oficialmente los estándares internacionales de contabilidad (NIIF/IFRS) para los emisores de valores y otras entidades de interés público estableciendo un cronograma muy preciso para su implementación.

Este año 2013 será un periodo de preparación y capacitación con la obligación inicial de presentar un plan de implementación aprobado por la junta directiva, con responsables y metas de seguimiento y control.

El año 2014 será el periodo de transición y el 2015 el periodo de aplicación plena del nuevo marco normativo.

Se establece la obligación de preparar un estado de situación financiera al 1 de enero del 2014 bajo la nueva normatividad, de modo que durante todo el año 2014 se lleve a cabo la transición, con la aplicación simultánea de la anterior y la nueva normatividad contable.

Los últimos estados financieros oficiales conforme a la normatividad anterior serán con corte al 31 de diciembre del 2014 y para la presentación de los estados financieros oficiales del año 2015 se requiere su comparación con los del año 2014, ambos bajo el nuevo reglamento.

Es así como, gracias al trabajo del Consejo Técnico de la Contaduría Pública con el apoyo de la profesión y del Gobierno, Colombia se une a los más de 120 países alrededor del mundo que ya han iniciado la adopción de los estándares internacionales para el reporte público de su información financiera.

La profesión contable en Colombia asume la responsabilidad de reconocer, medir, presentar y revelar su información financiera siguiendo estándares contables de aceptación internacional: un cambio muy esperado y necesario para hacer eficientes los procesos de contabilidad y reporte financiero de las cada vez más activas compañías colombianas multilatinas.

La creciente aceptación de estándares contables internacionales como base para los informes financieros representa un cambio trascendental y un reto para toda la profesión contable y la comunidad de negocios en general.

Las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) se han convertido en el lenguaje contable común dentro del marco de una economía globalizada de intenso intercambio comercial y de flujo de capitales.

La comunidad internacional concede importancia a la aplicación de estándares internacionales por sus favorables efectos sobre la estabilidad de los sistemas financieros, tanto al interior de los países como a nivel global.

Por eso, en el año 2008 el G-20 emitió una recomendación para que los organismos emisores de normas contables trabajen en el objetivo de crear un juego único de estándares de contabilidad y reporte financiero global de alta calidad.

Entre los múltiples beneficios de la adopción de las NIIF a escala mundial se suelen citar: la uniformidad de la información para evaluación por parte de inversionistas, reguladores y supervisores, más allá de los límites de cada país; una asignación más eficiente del capital mundial; acceso más rápido y menos costoso a diferentes fuentes de recursos de capital y financiación; mejoramiento de la calidad, transparencia y confianza en la información financiera, y la eliminación de la necesidad de reconciliar diferentes contabilidades.

Estos estándares son considerados por la comunidad internacional de negocios como fundamentales para promover la competitividad, evitar las vulnerabilidades de los sistemas financieros globales y mantenerlos sanos y estables.

El proyecto de adopción de los nuevos estándares requerirá considerar los efectos en toda la organización.

Hay que contar con el liderazgo desde el nivel máximo de la organización y no subestimar el esfuerzo necesario de adoptar las NIIF iniciando por un oportuno y adecuado proceso de inducción y capacitación.

Para ello, la gerencia de una compañía que adopta las NIIF debe involucrarse en el proceso, y familiarizarse con los impactos que estas normas tienen en su organización.

Entender el impacto de la adopción de las NIIF en los distintos aspectos de la entidad es importante para poder preparar una adopción exitosa.

El proceso de planeación generalmente inicia con evaluaciones de temas contables, pero debe necesariamente extenderse a los impactos colaterales en cuestiones de impuestos, tecnología de la información, gobierno corporativo, procesos y controles internos, reportes financieros y control presupuestario, determinación de bonificaciones y cálculo de indicadores de gestión del negocio, y compromisos con entidades financieras.

No deje todo para última hora, cuando las fechas de vencimiento regulatorio ejerzan su presión.

La anticipación y la previsión son síntomas de salud financiera. El mejor consejo: Comience ya. La Globalización contable ya llegó a Colombia.

César Cheng

Socio Director General de Deloitte Colombia 

Si usted quiere comentar este artículo por favor

Todos los comentarios en Portafolio.co son hechos por personas registradas y plenamente identificadas.

1 comentarios

1.
Por: Rebuscando
Jueves, 17 de Enero de 2013 - 11:35

La renovación absoluta se está dando en todos los frentes y a todos los niveles. El mundo ya no es el de antes. La docencia, salud,industria, comercio etc., deben ajustarse a los nuevos estándares so pena de quedar rezagados.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

  • Otras Versiones

Publicidad

Publicidad

Publicidad