León Teicher

¿Y si fuera una multinacional?

León Teicher
Opinión
POR:
León Teicher
julio 07 de 2015
2015-07-07 04:24 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc243c64c9.png

El desastre ambiental causado a propósito, con deliberación, intención y alevosía por los terroristas de las Farc, es “la peor tragedia ambiental de los últimos años”. Lo dice con firmeza y carácter el señor Ministro de Ambiente en Portafolio.

Está a la vista de todos los colombianos. Particular y dolorosamente, lo viven las decenas de miles de compatriotas directamente afectados por 80 kilómetros de río y bosques (¡ochenta kilómetros!) y 420.000 galones de crudo derramado en la zona de Tumaco.

¿Qué tal que hubiese sido un accidente de una empresa privada? ¿Qué tal si además, horror de horrores, hubiera sido una multinacional? Por una centésima de esos impactos, y si ocurriese accidentalmente, a pesar de haber tomado diligentemente toda clase de medidas preventivas, se le aplicarían, con razón, duras multas y sanciones a una compañía.

Por supuesto, que se debe vigilar el cumplimiento de las normas ambientales por parte del sector privado. Sin duda, se debe sancionar ejemplarmente a quien las viole. Pero, entonces, ¿cuál debe ser la multa a aplicar a una organización y unos seres humanos que planean, diseñan y ejecutan a conciencia un desastre de esa magnitud? ¿Cuál debe ser el castigo cuando, además este es uno de muchos incidentes de similar calibre, de parecido impacto, generados por ellos? ¿Cien, mil, diez mil millones de pesos?

En ese escenario, me pregunto, con gran tristeza, ¿en dónde están los autodenominados ambientalistas?, ¿en dónde están los defensores de nuestra diversidad biológica, de nuestras hermosas selvas, de nuestros páramos y prístinos ríos?

¿Dónde está el apoyo irrestricto al gobierno para que sancione, de forma drástica, ejemplar y proporcional a los depredadores del medioambiente y a los causantes de enormes pérdidas para los habitantes de la región? Me pregunto, acongojado, ¿por qué invierten tanta energía y hablan con gran valentía sobre la defensa del patrimonio ambiental de los colombianos, y, sin embargo, esas energía y valentía desaparecen a la hora de confrontar acciones inmensamente más dañinas, perpetradas a voluntad y con sevicia?

Confieso que no he visto prueba más fehaciente de la ideologización del tema ambiental. Así, una empresa minera formal les parece un peligro, una petrolera les parece indeseable, un derrame de petróleo forzado por las Farc les parece…, ¿qué les parece? No lo sabemos, no se escuchan sus respetables, expertas y valientes voces. Ambientalistas serios, ¿qué tal si rodeamos al gobierno, reclamando, en alta voz, castigo para los terroristas, violadores y depredadores? ¿Qué tal si apoyamos al Estado cuando denuncia “la demencia, la irracionalidad” de los terroristas? ¿Qué tal si defendemos el medioambiente colombiano, independientemente de quién sea el que lo deteriore?

Ojo, porque la relatividad ideológica, el doble estándar moral y ambiental y el silencio pueden hacer que nadie vuelva a creerles cuando, desde sus cómodos foros académicos, nos dediquen discursos eruditos.

León Teicher
Empresario
lteicher@xeoncorp.com
 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado