Modelo para no hacer | Opinión | Portafolio
León Teicher

Modelo para no hacer

León Teicher
POR:
León Teicher
julio 16 de 2013
2013-07-16 12:37 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc243c64c9.png

Hagamos un ejercicio mental. Yo soy el Estado, usted es un empresario privado, nacional o internacional del sector minero o petrolero. Usted me solicita una licencia para explorar, es decir, buscar un recurso mineral a riesgo suyo, y, eventualmente, desarrollar la producción de lo que encuentre (si encuentra). Si usted cumple las condiciones que yo le exijo, le otorgo la licencia.

Usted, entonces, tiene que venir de nuevo a solicitarme permisos ambientales para poder hacer lo que contempla la licencia que le otorgué. Y tiene que pedirme que le apruebe y lo acompañe en los procesos de consulta previa con las comunidades a las que yo debo proveerles servicios, utilizando los impuestos que usted y muchos otros más me pagan.

Primera pregunta: ¿por qué si yo le otorgo un permiso para explorar y eventualmente desarrollar la producción, usted tiene que regresar a pedirme que le dé permiso de ejecutar el derecho que le acabo de conceder?

Usted asume los riesgos del negocio, como el geológico (encontrar o no encontrar), el operacional (desarrollar una operación segura y competitiva), el económico (obtener el capital y recurso humano y utilizarlos adecuadamente).

Como típicamente las zonas donde usted debe explorar o producir tienen presencia de grupos terroristas, yo debo protegerlo contra los riesgos de seguridad. Invierto ingentes sumas de dinero y arriesgo las vidas de mis Fuerzas Militares para evitar que sus actividades no sean detenidas un solo día.

El éxito de mi esfuerzo no está garantizado, pues me enfrento a grupos armados que buscan lo contrario: detener su operación. La calidad de mi Ejército y el foco en la tarea, me dan un éxito razonable. Mientras tanto, yo, en una oficina, en la gran ciudad –exenta de actividad terrorista–, me encargo de detener su proyecto por semanas o meses, porque no tengo recursos idóneos suficientes o no sé, por ejemplo, cómo definir un páramo.

Segunda pregunta: ¿cómo se entiende que yo, a través de mi Ejército, logre que no paren su trabajo un día, sin embargo, por medio de mi burocracia, consiga detenerlo varios meses?

Entre tanto, en las comunidades que viven en su zona de influencia, yo no desarrollo con efectividad mi papel de proveerles vías, escuelas, hospitales, trabajo. Ni siquiera les pago oportunamente a los maestros y trabajadores de la salud. Cuando ellos salen a las calles y carreteras a reclamar lo suyo, yo le exijo a usted que, en nombre de la responsabilidad social, invierta sus recursos en compensar mis fallas, so pena de que yo le quite a usted las licencias que le entregué, y las que aún no le he dado.

Tercera pregunta: ¿no habrá un mejor mecanismo para dar continuidad, con responsabilidad ambiental y social, a una actividad que me generó (al Estado), en años recientes, la tercera parte de todos los recursos fiscales con los que ejecuto mi presupuesto?

Leon Teicher

Empresario

lteicher@xeoncorp.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado