Lucas Echeverri Robledo

Tierras de los Llanos

Lucas Echeverri Robledo
POR:
Lucas Echeverri Robledo
agosto 07 de 2013
2013-08-07 02:38 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/16/56c374df3271b.png

Desde que surgió el tema de las compras de tierras en los Llanos, he mirado lo que sucede con la aplicación de una ley que me parece ha desconocido la realidad de la región.

Los ‘colonos’ en los Llanos, desde siempre se asentaron en grandes territorios. Llegaban a una tierra, hacían un rancho, ponían un ganado y eran los propietarios. Esa tierra era de ese ‘colono’, y nadie se lo disputaba. Y así fue la propiedad en casi todos los Llanos, donde es muy difícil encontrar un solo terreno baldío, verdaderamente sin dueño. Todos los Llanos han tenido dueño desde hace mucho. Eran posesiones que se volvían propiedad de pleno derecho solo con el paso del tiempo.

Nadie titulaba, en algunos casos, porque ni se enteraba de que eso era así, pero la mayoría de las veces, porque el Estado no titulaba por allá por indiferencia, negligencia, desinterés, o simple lejanía, pero por lo que fuera, era casi imposible para un campesino normal con contadas excepciones la titulación.

Esos ‘colonos’ abandonados –porque el Estado nunca hizo presencia–, a pesar de soportar durante los últimos 30 y más años que la ley y justicia la impusieran la guerrilla, el narcotráfico y paramilitares, secuestrando, robando y asesinando, ven llegar finalmente al Estado, que en lugar de reconocerles el haber sobrevivido a la barbarie, a la tiranía de los violentos, lo que hace es decirles que sus tierras ya no son del ellos.

Se enteran porque la antigua Caja Agraria deja de prestarles a los que no tenían títulos, o sea, a casi todos, o por la llegada de las petroleras; en fin, porque llega la inversión y las tierras sin títulos no son apetecibles. Ven que, finalmente, por lo que han luchado vale algo, pero necesitan para eso del Estado, que nunca los ha volteado a mirar. Entonces, cuando tratan de titular, les dicen que ya es muy tarde, ahora existe la Unidad Agrícola Familiar (UAF), no te puedo adjudicar tu tierra. Y es que extensiones de ese tamaño en el imaginario general son mucha tierra, que dan mucho dinero, y nada más falso que eso, pero esa no es la discusión.

Volviendo al tema, estos dueños de tierra sin título, son la mayoría de los propietarios del Llano, y el Estado en lugar de arrebatarles la propiedad debería regularizársela. Si lo hubiera hecho hace años no habría este problema, pero en ese entonces había guerrilla, ‘paras’ y mucha droga, por lo que nadie se interesaba en el problema de esos pobres colombianos propietarios, abandonados.

Ahora que le llegó el momento al Llano, tampoco les vamos a reconocer nada. Ni títulos a los poseedores ni derecho a vender a las tierras tituladas. Y con una demagogia magistral, los políticos y jueces se van a encargar de empantanar el desarrollo de la región. Los únicos perjudicados son los mismos campesinos, a quienes se pretende defender, a los cuales querrán cambiar por gente sin tierra de otra región para dejar sin terreno a los que, por derecho y justicia, son sus legítimos dueños

Quiero ver cómo va a sacar el Estado a estos propietarios sin títulos de sus tierras, en las que han estado por décadas. Más violencia.

Lucas Echeverri

Consultor

lukaseche@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado