Luis Augusto Yepes

'Natural gas in USA'

Estados Unidos ha sido el mayor consumidor de petróleo y gas del planeta con un porcentaje entre el

Luis Augusto Yepes
POR:
Luis Augusto Yepes
marzo 12 de 2009
2009-03-12 02:37 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c2c5dcc96.png

Estados Unidos ha sido el mayor consumidor de petróleo y gas del planeta con un porcentaje entre el 23 y el 24 por ciento de la demanda mundial, en ambos casos.

Sin embargo, la voracidad energética unida al agotamiento de la base de recursos energéticos propios llevó a Estados Unidos a un esquema de importación permanente de petróleo y gas. Hace apenas un año el Departamento de Energía de ese país pronosticaba que el déficit de gas natural que en el año 2008 era del 16 por ciento, llegaría a más del 20 por ciento para el año 2030.
Esta situación, sumada a la presión que China e India estaban ejerciendo sobre los recursos energéticos no renovables con tasas de crecimiento de dos dígitos, auguraba una espiral alcista en los precios del gas natural en los mercados del mundo, y serios temores sobre un agotamiento mundial de este recurso.

Ese complejo panorama energético de hace unos meses, ha tenido cambios importantes debido al descubrimiento de nuevas reservas denominadas unconventional gas o shale gas en el territorio de E.U. Nombres de campos gasíferos como Barnett, Marcelus, Haynesville, entre otros, contribuirán a la base de los recursos naturales de ese país con reservas recuperables que pueden llegar a 700 TCF, aunque algunos vaticinan 1.100 TCF, lo que representa un porcentaje significativo de las reservas mundiales actuales estimadas en 6.200 TCF. Este nuevo gas se origina en un tipo de roca sedimentaria arcillosa y compactada a alta presión comparable con las arenas bituminosas canadienses, las cuales son grandes productoras de hidrocarburos. Según información del Departamento de Energía las mejoras tecnológicas hacen posible la producción de "unconventional natural gas" en aguas profundas utilizando la técnica de perforación horizontal, la cual se inicia en modo vertical y después cambia a una trayectoria horizontal que atraviesa las rocas donde se encuentra el gas natural. De esta forma, la perforación horizontal es el método primario para producir gas natural a través de formaciones rocosas conocidas como shale gas, al punto que hoy en día casi 1/3 del total de taladros están dedicados a este tipo de perforación.
Además, este sistema reduce el impacto superficial de las perforaciones petroleras, lo cual funciona muy bien en aquellos casos en los cuales la producción a partir de estas rocas puede afectar zonas de desarrollo urbano.

Lo anterior lleva a concluir que Estados Unidos podrá reducir su dependencia de las importaciones de gas natural a un nivel muy manejable del 3 por ciento para el año 2030, lo cual impactará el comercio mundial del Gas Natural Licuado o LNG. En efecto, los terminales de recibo de LNG en Estados Unidos ya no tendrían que hacerse gracias a los aumentos esperados en la producción interna, y estos volúmenes podrán destinarse a otros mercados como el del Viejo Continente donde sus dirigentes están hasta la coronilla con el conflicto Rusia-Ucrania, razón por la cual, la diversificación de los suministros no les cae nada mal a los europeos.

Por otra parte, este nuevo entorno podría facilitarle las cosas a potenciales compradores de gas natural como Chile, quien a raíz del incumplimiento de los compromisos comerciales por parte de Argentina no le quedó más remedio que acudir a fuentes confiables de suministro y, de pronto Colombia hacia la segunda mitad de la próxima década, dependiendo de la evolución de sus fuentes de abastecimiento, tanto locales como internacionales.

layepes@cosenit.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado