Colombia en el examen de Pisa 2009

Los resultados de nuestro país no sorprenden ante la falta de compromiso por mejorar la calidad del

Luis Fernando Gamboa
POR:
Luis Fernando Gamboa
diciembre 14 de 2010
2010-12-14 12:56 a.m.

Durante los últimos años, el país avanzó en materia de cobertura y en calidad, pero parece que los adelantos van lentos con respecto a las naciones vecinas.

Esta semana fueron publicados los resultados del examen de PISA 2009 (Programme for International Student Assestment), que evalúa cada 3 años las competencias en: matemáticas, lenguaje y ciencias. Los resultados de nuestro país no sorprenden ante la falta de compromiso por mejorar la calidad del aprendizaje, las técnicas docentes y la dotación de materiales a disposición de los estudiantes. En términos comparativos, Colombia se encuentra por debajo de Chile, México, Uruguay y Brasil en las 3 áreas mencionadas y tiene puntajes similares a Argentina.

Lo que es más preocupante, es que su posicionamiento relativo dentro del conjunto de países que presentaron el examen en el 2006 y en el 2009 apenas se modifica. Si bien, en 3 años es muy difícil esperar un cambio, las señales de alerta están dadas para que el Gobierno actual, que tantas expectativas positivas ha generado -incluso entre los escépticos-, logre cambiar la tendencia y elevar el nivel general de la calidad.

Una particularidad de este examen, es que a los estudiantes colombianos les va bien, en general, en temas relacionados con conocimientos y memoria, pero muy regular en lo concerniente a las competencias necesarias para la solución de problemas complejos. En matemáticas, el promedio de los niños en el 2006 fue de 381 y el de las niñas de 359. (El examen se encuentra estandarizado con una media de 500 y una desviación estándar de 100).

En 2009, los promedios fueron 398 y 366, respectivamente. Lo anterior implica que la brecha de género se ha ampliado en esta área, así como en ciencias, y la ventaja que tenían tradicionalmente las niñas en lenguaje se ha reducido al punto de ser estadísticamente iguales. Lo preocupante es que en las 3 áreas el promedio de Colombia está más de 80 puntos por debajo del promedio de la OECD. Además, Colombia tiene resultados muy desiguales entre sus estudiantes, ya que el 5% de mejor desempeño obtiene más del doble del puntaje que alcanza el 5% de desempeño más bajo.

A nivel internacional, un resultado curioso para los defensores de Internet es que el promedio en las 3 áreas es menor para los niños que más utilizan el computador sin acompañamiento, en chats y otras páginas de redes sociales.
Tal y como están las cosas, si queremos que el futuro de Colombia sea mejor en un entorno globalizado, es necesario reflexionar sobre el tipo de competencias que debemos fortalecer, y el grado de compromiso por parte de todos los actores del sistema educativo, empezando por padres y profesores.

Algunos colegios han empezado a manejar horarios de 4 días a la semana con trabajo entre padres e hijos un día semanal y los resultados han sido exitosos. Otros, han implementado jornadas adicionales (horas extras de soporte) para estudiantes con dificultades de aprendizaje o ausencia de acompañamiento y se han visto resultados interesantes, lo cual sería ideal evaluar en Colombia.

Por ahora, la invitación es a ejercer un papel más activo en la educación del país en búsqueda de mejorar las competencias en análisis y procesamiento de conceptos e información en general, incrementar el uso adecuado de las tecnologías de información y comunicación, e incrementar el acompañamiento de profesores y padres sobre los alumnos.

LUIS FERNANDO GAMBOA

Profesor Universidad  del Rosario

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado