Manuel José Cárdenas

Alianza del Pacífico se consolida

Para llegar a compromisos específicos se requieren el acompañamiento y la presentación de propuestas del sector privado.

Manuel José Cárdenas
POR:
Manuel José Cárdenas
febrero 17 de 2013
2013-02-17 10:26 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c314c7cba.png

La Alianza es un convenio que podría convertirse en el acuerdo de integración más grande y ambicioso de América Latina. Está conformado por Chile, Colombia, Perú y México. Estos 4 países reúnen el 35%o del PIB de América Latina. Si se sumara toda su producción y se les considerara como un solo país, serían la 9 economía del planeta.
Según la OMC, los países que conforman la Alianza del Pacífico exportaron, en conjunto, cerca de US$445 mil millones en el 2010, casi 60% más que las exportaciones de Mercosur en el mismo año.

La propuesta de la creación de la Alianza surgió con la Declaración de Lima, firmada el 28 de abril del 2011, con dos objetivos principales: de una parte, avanzar hacia una integración profunda regional que busque un mayor crecimiento, desarrollo y competitividad de sus economías, mediante la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas, y, de otra, realizar acciones conjuntas para la vinculación comercial con Asia Pacífico, sobre la base de los acuerdos comerciales bilaterales existentes entre los Estados miembros.

Aunque la idea es excelente, inicialmente surgieron dudas sobre la forma como se acordó la implementación de estos compromisos. Personalmente, consideré que se necesitaba la celebración de un tratado formal -en el cual se establecieran los compromisos concretos que adquirían los países miembros y los plazos para cumplirlos- y no solo la negociación de un Acuerdo Marco Formal, como se hizo el 5 de marzo del 2012, que únicamente enunciaba esos compromisos.

A pesar de estas limitaciones, se ha progresado en puntos concretos. La eliminación de visas entró en vigencia el primero de noviembre del 2012. Hoy, está en funcionamiento el mercado integrado de valores latinoamericano (Mila), del cual forman parte Colombia, Perú y Chile. México está estudiando su ingreso. Se ha avanzado en la liberación del comercio y en las normas de origen, medidas que deberán entrar en vigencia el 31 de marzo, y en un acuerdo sobre comercio electrónico.

Aún quedan importantes puntos por definir, como acceso a mercados para el comercio, medidas sanitarias y fitosanitarias, obstáculos técnicos al comercio, colaboración aduanera, y acuerdos para facilitar el intercambio de servicios financieros, de transporte, telecomunicaciones y profesionales.

Para llegar a compromisos específicos se requieren el acompañamiento y la presentación de propuestas por parte del sector privado. Es necesaria su participación activa en la próxima reunión de los presidentes de la Alianza, que tendrá lugar el 24 de mayo en Cali, y en la cual Colombia asumirá la presidencia. Igualmente, el 19 y 20 de junio del 2013, se realizará la primera ronda de negocios para los empresarios, con la colaboración del BID. Para participar en estas acciones y en otras relacionadas con Asia, se creó el Consejo Económico Colombo Asiático, asociación civil sin fines de lucro, de derecho privado, que busca la realización de estudios e investigaciones para promover las relaciones económicas de Colombia con los países asiáticos, a nivel gubernamental y privado.
El Consejo tiene previsto hacer, en marzo, un seminario sobre libre comercio e industrialización con Asia, partiendo de la base de que el comercio no se hará solo con productos terminados, sino formando parte de las grandes cadenas de producción y comercialización.

Manuel José Cárdenas
Consultor privado

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado