Manuel José Cárdenas

Desafíos de la justicia

Manuel José Cárdenas
Opinión
POR:
Manuel José Cárdenas
mayo 10 de 2016
2016-05-10 11:38 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c314c7cba.png

Con el título "Los desafíos de la justicia más allá de la Justicia Especial para la Paz" el Instituto de Ciencia Política realizó un interesante seminario que buscaba dar respuesta a los principales retos que existen al respecto. Se hace necesario identificar los elementos estructurales y de larga duración que explican las fallas sistémicas de la justicia colombiana y sus posibles soluciones. Al respecto hay que tener en cuenta que aunque desde la Constitución de 199l se han logrado avances significativos (acción de tutela, creación de la Fiscalía, Corte Constitucional) y un aumento del presupuesto de la rama judicial al 1.6% del PIB, se destacan varios hechos negativos como la existencia de una justicia politizada y lenta (procesos duran más de 10 años), no opera en todo el territorio nacional, corrupción, limitada descongestión judicial (35%) y balance negativo de la Fiscalía al desbordar su papel constitucional. La solución debe buscarse desde un enfoque macro y micro. En el primero, con la culminación del proceso de paz, la presencia del estado debe llegar a todo el territorio nacional. Hay coordinar la labor de las autoridades civiles, Fuerza Pública y justicia en el ámbito local, urbano y rural, garantizar la convivencia pacífica, seguridad ciudadana y desarticular las redes de criminalidad y economía ilegal. En el segundo, hay que impulsar la jurisdicción de las pequeñas causas, los jueces de proximidad y los promiscuos. La Fiscalía debe recuperar su función original para investigar y acusar ante los jueces a los supuestos responsables de los delitos y dejar de ser protagonista de todos los temas de la vida nacional.

Existen también oportunidades para lograr el cumplimiento de los objetivos de la Agenda para el Desarrollo Post-2015, particularmente el objetivo 16 que tiene que ver con la justicia para todos y para construir instituciones efectivas, responsables e inclusivas. En este sentido hay que participar activamente en la Comisión Interinstitucional de Alto Nivel para el alistamiento y la efectiva implementación de la Agenda de Desarrollo Post 2015 y sus ODS, que busca alinear las prioridades nacionales de desarrollo, establecidas en el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018, con los ODS y sus metas. Hay que tener en cuenta que varios de los Objetivos se incluyeron en el Plan y que en lo referente al ODS 16, 7 de las 10 metas de este Objetivo están correspondidas en el Plan.

Finalmente es necesario analizar el impacto del desarrollo de la Justicia Especial para la Paz (JEP), sobre el funcionamiento, credibilidad, eficacia y eficiencia de la justicia ordinaria. El principal problema que existe al respecto es que la arquitectura de esta última se está desarrollando al margen de aquella. Solamente hoy están relacionadas a través de la tutela en ambas jurisdicciones y en la posibilidad, enunciada por el Presidente Santos, que los magistrados de la justicia transicional sean designados por las altas cortes, con base en un procedimiento que se va a definir. Para evitar un caos institucional debería quedar claro que la Justicia Especial para la Paz debe tener una vida limitada en el tiempo, mientras culmina el proceso de construcción de la paz y de la reparación a las víctimas. Terminado éste último todo al aparato judicial debe integrarse a la justicia ordinaria, para que recupere la confianza de los ciudadanos.

Manuel José Cárdenas
Consultor
internacionalemece1960@yahoo.com

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado