Manuel José Cárdenas

Apuesta por la educación, cultura e innovación

Manuel José Cárdenas
Opinión
POR:
Manuel José Cárdenas
diciembre 23 de 2014
2014-12-23 01:52 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c314c7cba.png

Se celebró recientemente en Veracruz (México) la XXIV Cumbre Iberoamericana con la firme voluntad de revitalizar estas reuniones.

Para lograrlo no se trató una agenda extensa y de poca profundidad, como se hizo en las anteriores, sino que se centró en un objetivo concreto: fortalecer la educación, la cultura y la innovación. Se escogieron estos temas porque se tiene la convicción de que para seguir creciendo con equidad, se debe entrar con paso firme y acelerado a la sociedad del conocimiento, con un modelo económico más vinculado a las capacidades y competencias de hoy, y una clara apuesta por la inversión en ciencia, tecnología e innovación.

El nivel de desarrollo relativo de Iberoamérica y las demandas de su población necesitan una nueva generación de políticas que permitan que las fuentes del crecimiento provengan de más productividad y menor desigualdad. Esto requerirá cerrar los déficits en infraestructura y logística, atención a las pymes, pero, sobre todo, más inversión en la nueva forma de capital del siglo XXI: las ideas.

En la cumbre se aprobó una alianza por la movilidad académica de estudiantes, profesores e investigadores, que sentará las bases de lo que se ha dado en llamar un ‘Erasmus latinoamericano’ y que tiene la ambiciosa aspiración de llegar a 200.000 beneficiados en cinco años. Se creó el programa Paulo Freire para beneficiar a estudiantes y profesores de educación y pedagogía, y una plataforma para los investigadores. Además, se lanzó una plataforma de prácticas laborales con el sector privado iberoamericano. Se aprobó el programa para combatir el analfabetismo y el rezago escolar para el 2015-2021 y la creación y lanzamiento de un Canal Satelital Iberoamericano y de una ambiciosa agenda cultural digital, clave para poder apoyar a las industrias culturales.

Se espera que lo acordado en Veracruz permita que este espacio iberoamericano pase a ser no una reunión de dos bloques, sino una comunidad de 22 países con relaciones más horizontales y acciones más concretas y eficaces. Para llevar estas acciones a la práctica se requerirá la decisión política de los gobiernos y que se cuente con los recursos financieros disponibles. Ese esfuerzo y colaboración será necesario de todos los países miembros y no solamente de España.

Lo ideal sería que esta ambiciosa iniciativa de cooperación se centrara en las necesidades propias de la sociedad de la información y del conocimiento. En efecto, el futuro de las empresas pasa por saber lo que quiere el consumidor antes de que él lo sepa. Es lo que se llama comportamiento predictivo, una metodología que a partir de los algoritmos de las redes sociales rastrea las preferencias del usuario e identifica lo que puede necesitar.

Por eso, hay que tener en cuenta que la migración de las empresas a este nuevo escenario de la economía digital requiere de los llamados Stem (Science, Technology, Engineering and Mathematics, por siglas en inglés), que son titulados universitarios en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas. Los egresados en estas especialidades serán los que transformarán no solo el mercado, sino a las mismas sociedades.

Como se acordó ahora celebrar estas cumbres cada dos años, es de esperar que exista un tiempo suficiente para consolidar y hacer realidad todas estas iniciativas. De todas maneras, este esfuerzo es a cinco años.

Manuel José Cárdenas
Consultor internacional
emece1960@yahoo.com
 

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado