Manuel José Cárdenas
columnista

Centro de Pensamiento Teusaquillo

Sería oportuno que se tuviera en cuenta el estudio ‘El mundo en el 2050. Proyecciones de crecimiento del PIB’, para ver la situación de Colombia.

Manuel José Cárdenas
Opinión
POR:
Manuel José Cárdenas
octubre 17 de 2016
2016-10-17 06:35 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c314c7cba.png

La ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture, inauguró recientemente el Centro de Pensamiento Teusaquillo, un tanque de pensamiento (think tank) que busca analizar a profundidad y con visión de prospectiva temas relacionados con el comercio, la industria y el turismo, en conjunto con expertos, empresarios y la academia. El Centro ayudará a crear contenidos de alto valor que sirvan a todos los actores del sector, y recibirá contribuciones de pensamiento desde las regiones para identificar las potencialidades que pueden servir para la construcción de la Colombia moderna, sostenible y productiva.

En el lanzamiento de esta iniciativa, destacando la importancia de la misma, me permití recordar que un think tank reúne a un grupo de investigadores, cuya función es la reflexión intelectual para la generación sistemática de nuevas ideas, con el convencimiento de que el progreso humano y la resolución de muchos problemas sociales y económicos dependen de ellas.

De acuerdo con el Índice Global Go To Think Tank, que elabora la Universidad de Pennsylvania, en Colombia hay 40 entidades de esta clase, entre las cuales Fedesarrollo ocupó, en el 2014, el tercer lugar en América Central y Suramérica. También recordé que para que el Centro tenga éxito debe concentrarse en ‘cuatro ‘M’: misión, mercado, potencial humano (manpower) y dinero (money). Igualmente, debe definir los principios que guiarán, así como las líneas de investigación que va a adelantar. Para los primeros, hay que borrar la línea entre lo real y lo digital y preparar a las empresas para disrupción-creación a través de nuevas ideas innovadoras. En cuanto a los segundos, hay que definir las líneas de investigación, particularmente con relación a las tendencias futuras.

Con respecto a las tendencias futuras, sería muy oportuno que el Centro tuviera en cuenta el estudio ‘El mundo en el 2050. Proyecciones de crecimiento del PIB’, elaborado por PWC, para ver cual será la situación de Colombia entre las economías emergentes, y qué se podría hacer para mejorar su posición (www.pwc.uk/economics). Las proyecciones indican que países como México e Indonesia serán más grandes que el Reino Unido y Francia hacia 2030, en términos de medición del PIB, en paridad con el poder adquisitivo (PPA), mientras que Turquía podría crecer más que Italia. Nigeria y Vietnam podrían ser las economías con el crecimiento más acelerado en el periodo (2014-2050). Aunque Colombia posee un gran potencial frente al crecimiento sostenible a largo plazo, en las próximas décadas sube poco. En 2014 tuvo el puesto 30, en el 2030 se mantiene, y en el 2050 sube un puesto, 29.

En cuanto a la necesidad de borrar la línea entre lo real y lo digital, resulta fundamental que el Centro sea un think tank 3.0, que es aquel que hace un mayor uso de las tecnologías y de su relación con lo local. Así, no solo debe fabricar ideas, sino también venderlas para que su ciclo se vea cerrado. Esta acción de generar tendencias en ideas y convertirlas en propuestas para los responsables de políticas (policy makers) es lo que se llama ‘influir’, y la mejor forma de hacerlo es a través internet, twitter y redes sociales.

Manuel José Cárdenas
Consultor internacional
emece1960@yahoo.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado