Manuel José Cárdenas

Crisis y oportunidades

El valor de las exportaciones de la región continuará aumentando en el próximo cuatrienio.

Manuel José Cárdenas
POR:
Manuel José Cárdenas
octubre 21 de 2012
2012-10-21 07:37 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c314c7cba.png

Con el título de ‘Crisis duradera en el centro y oportunidades para las economías en desarrollo’, la Cepal presentó su informe 2011-2012 del ‘Panorama de la inserción internacional de América Latina y el Caribe’.

Sostiene que en los próximos años, los países en desarrollo, en particular China, y las demás economías emergentes de Asia seguirán siendo el principal motor de la economía y el comercio mundial, mientras los industrializados probablemente crezcan poco y de forma volátil, pues no será fácil el proceso de desendeudamiento de sus hogares y el sector público.

Este proceso, que podrá tomar entre tres y cinco años más, se “caracterizará por la continuación de las restricciones financieras, duras exigencias de consolidación fiscal y de deuda pública, recuperaciones cortas y erráticas, un alto nivel de desempleo, e intervenciones del sector público en las finanzas y la economía”.

Un aspecto principal del análisis se refiere a las perspectivas de los precios de los productos básicos, iniciada en el 2003, y que han tenido importancia en el crecimiento de las exportaciones regionales. Para lo cual examina su impacto esperado en tres escenarios alternativos de precios para el periodo comprendido entre el 2013 y el 2015, en 10 productos básicos (petróleo, cobre, hierro, soja, café, azúcar, productos de pesca, carne, frutas y gas) y sus derivados, los que representan más del 40% del valor total exportado por la región.

Las estimaciones permiten concluir que, aun en el entorno más pesimista, los precios de los principales productos de exportación de la región se mantendrán por encima de sus promedios históricos, aunque podrían registrar caídas de hasta 9% al año (en el caso de los minerales y metales). El valor de las ventas externas continuará aumentando en el próximo cuatrienio a tasas anuales que pueden variar entre 0,7% y 10,5%, en los escenarios pesimista y optimista, respectivamente, y de 5% en el neutral.

Ante estas tendencias, el texto analiza cuál debe ser la inserción internacional de América Latina y el Caribe, y para ello evalúa el desempeño exportador en tres dimensiones: cadenas de valor, empleo generado en el sector exportador y empresas exportadoras. Se considera que la inclusión de la región en las cadenas de valor carece del dinamismo que se observa en otras latitudes, sobre todo Asia. Con base en un estudio realizado en seis países sobre el empleo directo e indirecto, asociado al sector exportador, se infiere que representa un porcentaje significativo y creciente del empleo total (entre 12% y 24%).

Finalmente, se estudian las características de las compañías exportadoras, según sectores, tamaños y destinos. Se concluye que la proporción de empresas que exportan continúa siendo muy pequeña. En la mayoría de los países de la región, las ventas externas se concentran en pocas firmas, generalmente de gran tamaño y vinculadas a los recursos naturales.

Si bien las conclusiones del informe son adecuadas, las recomendaciones no, pues se limitan a sugerir el fortalecimiento del comercio intrarregional y a fomentar los vínculos con Asia, y no tienen en cuenta que al acabarse el boom de las materias primas, hay que profundizar la participación de la región en la sociedad posindustrial con base en un mayor agregado. 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado