Manuel José Cárdenas

Mercado único digital

Manuel José Cárdenas
Opinión
POR:
Manuel José Cárdenas
julio 26 de 2015
2015-07-26 11:51 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c314c7cba.png

Comentábamos en un artículo anterior que dado que la Alianza del Pacífico busca crear un ‘proceso de integración profunda’, la mejor manera para hacerlo sería avanzar hacia un mercado único digital, tomando como modelo el que se está negociando en la actualidad en la Unión Europea. Por eso resulta oportuno formular unos comentarios sobre sus características.

En su comunicación, titulada ‘Europa 2020, una estrategia para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador’, la Comisión presentó varias iniciativas emblemáticas, entre ellas la agenda digital, que busca convertir “a la UE en una economía inteligente, sostenible e integradora, que disfrute de altos niveles de empleo, productividad y cohesión social”.

Uno de esos proyectos es la creación de un mercado único digital, que consiste fundamentalmente en eliminar las barreras nacionales a las transacciones efectuadas en línea. Se basa en el concepto de mercado común, que hasta ahora se aplica a los bienes y servicios materiales, y que se propone aplicar también a los digitales.

El mercado único digital es uno de los ámbitos más prometedores y desafiantes del progreso, pues crea posibilidades de mejora de la eficiencia por valor de 260.000 millones de euros al año. Abre nuevas oportunidades para fomentar las opciones de negocio mediante el comercio electrónico, facilita el cumplimiento de los requisitos administrativos y financieros para la operación de las empresas y da nuevas capacidades a los clientes, a través de la administración electrónica (e-government). Los servicios del mercado y la administración desarrollados dentro del mercado único digital están evolucionando de plataformas electrónicas a móviles, son cada vez más omnipresentes y ofrecen acceso a la información y al contenido en cualquier momento, lugar o dispositivo. Estos avances requieren un marco normativo que facilite el desarrollo de la conectividad de datos móviles sin fronteras y un acceso simplificado a la información y al contenido, preservando la privacidad, los datos personales, la seguridad cibernética y la neutralidad de la red.

Para maximizar estas oportunidades, la Comisión está poniendo en marcha una estrategia que contempla un conjunto de medidas en tres aspectos:

* Mejorar en Europa el acceso en línea a bienes y servicios, a través de la consolidación del comercio electrónico: armonizar normas comunitarias que favorezcan al comerciante y consumidor en línea, simplificar servicios de paquetería transfronteriza, eliminar restricciones territoriales, evitar el geobloqueo injustificado de bienes y servicios digitales, facilitar el acceso y uso de contenidos protegidos por propiedad intelectual, y reducción y simplificación de los procedimientos del IVA sobre las ventas transfronterizas en línea.

* Crear condiciones adecuadas para desarrollar redes y servicios digitales: un mercado único de las telecomunicaciones, servicios de medios audiovisuales, protección de datos personales, ciberseguridad y lucha contra la ciberdelincuencia, plataformas en línea y responsabilidad de los intermediarios en línea.

* Maximizar el crecimiento potencial de la economía digital y la sociedad: diseño de medidas de largo alcance en la competitividad industrial y el uso de tecnologías, como la computación en la nube y el Big Data, desarrollo de servicios digitales en una economía basada en datos, digitalización de la investigación, mejora de la interoperabilidad y estándares, fomento de habilidades digitales para el empleo, perfeccionamiento de la administración electrónica y digitalización de los sectores básicos.

Manuel José Cárdenas
Consultor internacional
emece1960@yahoo.com
 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado