Manuel José Cárdenas

Nueva frontera
para las pymes

Manuel José Cárdenas
Opinión
POR:
Manuel José Cárdenas
febrero 28 de 2016
2016-02-28 07:00 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c314c7cba.png

Tanto en los países en desarrollo como en los avanzados, las pymes constituyen la mayoría de las empresas y emplean un gran número de trabajadores del sector manufacturero y de servicios. En el caso colombiano, un estudio realizado por el Dane estima que en el país existen aproximadamente 1,6 millones de compañías, entre las cuales el 96,4% son microempresas, más de 1,5 millones están presentes en los diferentes sectores económicos. Las pymes abastecen fundamentalmente al mercado interno y su contribución al PIB es pequeña.

En la mayoría de las pymes, internet está limitado al correo electrónico y para realizar búsquedas sencillas en la red. Incluso en los pocos casos en los que cuentan con sitios web, estos se dedican, por lo general, a presentar los productos y servicios ofrecidos. Es poco frecuente que esas empresas proporcionen un medio para comprar sus productos o servicios en línea. A pesar de que se ha demostrado que existe una correlación entre la adopción de las TIC y la rentabilidad de la empresa, muchas empresas no han integrado las tecnologías y el comercio electrónico a su estrategia empresarial, porque desconocen esta circunstancia y consideran que son pocos los proveedores y clientes que están conectados en línea. En cambio, cuando pueden comprobar las ventajas complementarias del uso de las TIC, las pymes se muestran más dispuestas a incluirlas en sus estrategias comerciales.

Esta situación esta cambiando, en la medida en que la interacción de las pymes con proveedores y clientes extranjeros está llevando a las empresas de los países en desarrollo a conectarse a internet, especialmente en el caso de las exportadoras.

Muchos compradores de economías desarrolladas, que desean adquirir productos agrícolas o artículos de artesanías de países en desarrollo, esperan que sus proveedores, normalmente pymes, se conecten a la cadena de la oferta mundial en línea. El comercio electrónico brinda a estas pequeñas empresas las mismas posibilidades que a las de las naciones desarrolladas.

Dada la coexistencia de todos los sitios en internet, las pequeñas empresas tienen acceso al mismo espacio en la web que las grandes compañías multinacionales.

Además, el comercio electrónico es una oportunidad para que los países en desarrollo fortalezcan su posición en el sistema multilateral de comercio.

Teniendo en cuenta que el déficit externo es uno de los problemas económicos más acuciantes del país –las importaciones cayeron el año pasado a 51.600 millones de dólares (-15,5%), y las exportaciones en 38.000 millones, (-35 %)–, hay que celebrar que el Gobierno, a través de la iniciativa Mipyme Vive Digital, se haya propuesto masificar el uso del internet en las Mipymes. Para alcanzar este fin se fijó como meta conectar al 70% de las Mipymes del país para el 2018, siendo uno de sus objetivos específicos multiplicar por 15 el número de Mipymes que realicen transacciones mediante comercio electrónico, pasando del 2% en el 2014 al 30% en el 2018. Además, el MinTIC, a través de Innpulsa Mipyme, asigna recursos de cofinanciación no reembolsables a propuestas que tengan por objeto la implementación de soluciones de comercio electrónico, incluyendo la realización de pagos en línea.

Manuel José Cárdenas
Consultor internacional
emece1960@yahoo.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado