Manuel José Cárdenas

La reelección y algo más

Manuel José Cárdenas
POR:
Manuel José Cárdenas
enero 06 de 2014
2014-01-06 11:29 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c314c7cba.png

El presidente Santos empieza el 2014 con vientos favorables para su reelección el próximo mes de mayo.

Las encuestas muestran un repunte de su popularidad, que había caído hasta el 29 por ciento.

El diálogo con las Farc cumple su primer año con resultados concretos: los acuerdos sobre tierras y desarrollo rural, y la participación política, dos de los seis puntos de la agenda. Pero lo más importante es que, según con el Centro Nacional de Consultoría, puede ganar en la primera vuelta, y la mayoría de los colombianos empiezan a apoyar el proceso de paz.

“Este esfuerzo –lo dijo subrayó el Presidente en su discurso de fin de año– no es solo de este Gobierno, no es solo de este presidente, sino de todos los colombianos, de 47 millones de personas que no nos resignamos a seguir sufriendo la violencia, que no queremos que en nuestro país sigan aumentando las víctimas”.

El apoyo ha crecido en la medida en que los colombianos han visto que se trata de un proceso serio, basado en unos criterios estrictos para evitar que se repita el fiasco del Caguán.

Ante lo nuevo, siempre hay desconfianza de los ciudadanos, pero ella tiende a desaparecer a medida que los hechos se van concretando. De todas maneras, ahora comienza el camino más difícil.

Quedan pendientes de negociar lo referente al narcotráfico, las víctimas, el fin del conflicto y la aplicación de los acuerdos y las penas a los guerrilleros, particularmente de sus cabecillas.

La idea es que la justicia transaccional se abra cada vez más paso, para lo cual es necesario que el Procurador y el Fiscal respeten sus respectivas competencias y no asuman posiciones grandilocuentes que vayan más allá de la de respetuosos representantes de la sociedad.

Para llevar adelante este proceso se necesita un gran líder que sepa dirigirlo y esté a tono con las necesidades del mundo actual.

Y Santos lo representa. Debe usar su talento político para unir a todos los colombianos y hacerle frente a los altibajos propios que representa un proceso de esta naturaleza. Para eso requiere el respaldo del país.

Lograda la paz, Colombia debe avanzar en su progreso económico y social, y en este aspecto no debe limitarse a lograr resultados mediocres, con crecimientos apenas superiores al 4 por ciento.

Si el país quiere salir del subdesarrollo, necesita varios años de crecimientos del 6 por ciento.

Por eso el otro gran reto es no solo definir cómo se van a implementar las medidas que se deriven de los acuerdos de paz, sino cómo se logra estructurar un plan de desarrollo que permita al país avanzar en la sociedad del conocimiento y de la información, construyendo un marco institucional más descentralizado y con una mayor coordinación interestatal.

En este sentido, se debe redefinir el papel del DNP y de las consejerías presidenciales, así como el rol que juega el primero en la definición del gasto público.

Hay que hacer una gran reforma de los ministerios sectoriales, porque muchos de los temas que ellos manejan, que antes eran verticales, hoy son transversales a todos ellos. El tema no es de poca monta y debería ser parte esencial de la reforma constitucional y administrativa que se está preparando.

Manuel José Cárdenas

Consultor internacional

emece1960@yahoo.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado