Manuel José Cárdenas

Relaciones comerciales con China

Manuel José Cárdenas
POR:
Manuel José Cárdenas
diciembre 08 de 2013
2013-12-08 08:11 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c314c7cba.png

El gigante asiático ha puesto en marcha el mayor plan de reformas económicas y sociales en décadas, rompiendo algunas herencias del pasado. Ha decidido, entre otros, liberalizar más los mercados, otorgar un mayor papel a la empresa privada y poner fin a los campos de reeducación por el trabajo, de acuerdo con las decisiones adoptadas en el Tercer Pleno del 18º Comité Central del Partido Comunista Chino (PCCh), clausurado el 12 de noviembre pasado.

Este nuevo paso de China hacia la apertura económica y las ideas de mercado se dirige, con especial énfasis, hacia Latinoamérica y a los empresarios privados de ambos lados del Pacífico.

Todo ha quedado explícito en la VII Cumbre Empresarial China, América Latina y el Caribe, que se realizó el 26 y 27 de noviembre en Costa Rica, en donde Wang Quinmin, vicepresidente de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, órgano asesor del PCCh, sostuvo que “en la ampliación de la apertura es donde reside el potencial del comercio entre ambos lados”.

Al encuentro asistieron 800 empresarios latinoamericanos y chinos, conscientes de que las oportunidades que presentan son muy grandes si se tiene en cuenta que el comercio se multiplicó por 21 entre el 2000 y el 2012.

Con la economía frenada en la Unión Europea y, en menor medida, en Estados Unidos, China no quiere dejar espacios vacíos en el plano político y comercial. Hace cinco años que se incorporo al Banco Interamericano de Desarrollo como miembro donante, haciendo en el 2008 un aporte inicial de 350 millones de dólares. También es miembro observador de la Organización de Estados Americanos desde el 2004.

En el plano comercial busca consolidar un ‘círculo empresarial’, basado en una plataforma que ya cuenta con tres tratados de libre comercio bilaterales firmados y vigentes con Chile, Perú y Costa Rica.

En este nuevo panorama, ¿cuál es el papel que Colombia está dispuesta a jugar? China es el segundo socio comercial de mercancías de Colombia, después de Estados Unidos. Pronto se convertirá en el primer origen de nuestras importaciones y en menos de una década, será el primer socio comercial del país.

De todas maneras, hay que anotar que la exportación de servicios a China es prácticamente inexistente, la inversión extranjera es muy limitada y el financiamiento nulo. Además de definir una estrategia que permita superar estos hechos negativos, hay que revisar la situación de los acuerdos que definan en el futuro un marco legal para garantizar estas oportunidades.

Hay que recordar que durante la visita del presidente Santos a China en el 2012, se suscribieron 9 acuerdos económicos, entre los cuales conviene destacar el relacionado con el estudio de la posibilidad de establecer un TLC.

Como lo han sostenido algunos, entre ellos la Cámara Colombo China de Inversión y Comercio, el proceso, desde el punto de vista chino, ya empezó y no tiene reversa. Esto debe entenderlo el Gobierno de Colombia y tener en cuenta, además, que una posición positiva en este sentido no va en contra de su decisión de no celebrar, de forma inmediata, nuevos acuerdos comerciales, porque el tratado con China solo entraría en vigencia hasta el 2020, dados los tiempos que existen para su negociación y puesta en vigencia en ambos países.
 

Manuel José Cárdenas
Consultor internacional
emece1960@yahoo.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado