Manuel José Cárdenas

Por qué la tecnología es la gran inversión

En las bases del Plan de Desarrollo ha planteado que lo que definitivamente marcará el futuro del pa

Manuel José Cárdenas
POR:
Manuel José Cárdenas
diciembre 07 de 2010
2010-12-07 12:57 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c314c7cba.png

Perter Thiel es un empresario estadounidense, administrador de fondos de inversión y capitalista de riesgo. Cofundó PayPal con Max Levchin y fue su director ejecutivo. Actualmente, preside Clarium Capital, un fondo de inversión libre, macroglobal, que administra más de 2.000 millones de dólares, y es socio administrador de The Founders.

 En recientes declaraciones sobre el estado actual de la economía, sostuvo que la gente está demasiado enfocada sobre si la recuperación tiene forma de una U, V, o L, y se pregunta sobre lo que va a pasar en los próximos seis meses, cuando el verdadero interrogante que debería hacerse es lo que realmente va a ocurrir durante los siguientes 20 años. Piensa que en la carrera larga, la carrera corta se convierte en la larga.

 "Estamos, agrega, en un punto, donde el pensamiento de carrera corta se ha quedado sin tiempo en EE. UU. Entonces, la pregunta no es cómo se pueden corregir las cosas en un año -con otro estímulo, facilitar el pago de las deudas bancarias o algo así-, sino cómo se hace para que las cosas mejoren en los próximos 20 años.

La única respuesta para el mundo es desarrollar la tecnología y la innovación. No se puede competir con China sobre el costo de la mano de obra, esto no es una opción. La globalización sin la tecnología es cada vez más una lucha maltusiana para recursos. Es por eso que pienso que la pregunta sobre la tecnología es importante y crítica para EE. UU.".

Los comentarios anteriores son plenamente válidos para Colombia, más si se tiene en cuenta que si bien la crisis financiera internacional se superó, el comercio mundial y la producción industrial fueron los grandes sacrificados. El crecimiento del comercio mundial en los próximos años va a ser lento y, en consecuencia, el desarrollo global lo será también.

Muchos países consideran hoy que el comercio internacional es un juego de suma cero y por eso están girando hacia el proteccionismo. Aunque se considera que América Latina está viviendo un momento estupendo, algunos analistas, como José Antonio Ocampo, estiman que, aunque es bueno, no es excepcional. Los factores favorables fueron de origen externo y de carácter transitorio.

La crisis fue corta por la gran ayuda que los gobiernos de los países industrializados dieron al sector privado y por la mayor demanda de materias primas. Cuando ellos desaparezcan no quedará otra alternativa que mirar hacia el mercado interno y hacerlo a través de programas novedosos y duraderos, con el fin de buscar el desarrollo de la tecnología e innovación en el mediano y largo plazo.

El gobierno del presidente Santos está plenamente consciente de esta situación. En las bases del Plan de Desarrollo ha planteado que lo que definitivamente marcará el futuro del país es la educación, la innovación, la ciencia y la tecnología; planea doblar la inversión en capital humano, en las universidades, escuelas, colegios y centros de investigación, de manera que el sector productivo y las universidades se acerquen y trabajen juntos con el próposito de crear nuevas ventajas y oportunidades para el país; y se busca que a través de estos medios se pueda alcanzar el objetivo fundamental de creación de mayor empleo y alivio a la pobreza.

Esos medios, por supuesto, también implicarán que el país pueda crecer por lo menos al 6 por ciento anual en la próxima década, crear como mínimo tres millones de empleos y lograr que siete millones de personas salgan de la pobreza.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado