Manuel José Cárdenas

Turismo inteligente

Manuel José Cárdenas
Opinión
POR:
Manuel José Cárdenas
septiembre 07 de 2014
2014-09-07 10:25 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c314c7cba.png

En el debate sobre si se le debe dar prelación a la industria sobre el comercio exterior, se dejó de lado al turismo, olvidando que el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo tiene tres patas, y una de ellas es precisamente el turismo. Incluso, en determinado momento se pensó que se iba a pasar al Ministerio de Cultura, pero afortunadamente esta iniciativa no prosperó.

No queda duda de que el turismo es uno de los sectores más promisorios de Colombia y esencial para el desarrollo económico y social del país. Este ha venido consolidándose desde la expedición de la Ley 300 de 1996, que estableció el marco institucional y de fomento que rige el sector, el cual, con el paso de el tiempo, se ha venido fortaleciendo y cuenta con la estrecha cooperación de los sectores público y privado.

El modelo actual de apoyo al mercadeo, a la promoción y a la competitividad turística se ha consolidado en el Fondo Nacional de Turismo, cuyos recursos se han incrementado considerablemente en los últimos años.

A pesar de los esfuerzos realizados, Colombia, en lugar de mejorar, ha venido descendiendo en el Índice de Competitividad de Viajes y Turismo, del Foro Económico Mundial. En el 2009, ocupó el puesto 72; en el 2011, el 77, y en el 2013, el 84, entre 140 países, por deficiencias de la planta turística e infraestructura de soporte de esta actividad. Para que el país se convierta en un destino de clase mundial debe hacer un examen cuidadoso de los 14 pilares que forman parte de este Índice y resolver los siguientes problemas relacionados con el desarrollo de la actividad:

- Baja capacidad institucional, la cual se refleja en una limitada aplicación de políticas nacionales en las regiones e inexistencia de planes de desarrollo turístico a nivel local.

- Ausencia de coordinación entre las entidades del orden nacional, que permita la armonización de las políticas del sector.

- Los convenios de competitividad turística no han sido exitosos y han carecido de un adecuado enfoque regional y sectorial.

El análisis de estos índices para definir el papel de turismo en el Plan de Desarrollo 2014-2018 debe estar enmarcado dentro del concepto de turismo inteligente, que es la forma adecuada para que el sector pueda entrar a la sociedad de la información y el conocimiento.

Un destino turístico inteligente es un espacio turístico innovador, basado en una infraestructura tecnológica de vanguardia que responda al desarrollo sostenible del territorio turístico, facilite la interacción e integración del visitante en el entorno e incremente la calidad de su experiencia en el destino, a la vez que mejora la calidad de vida de sus residentes.

La clave son los dispositivos móviles que cada viajero lleva consigo y los enlaces al mundo digital que se encuentran en los destinos, de ahí que el código de respuesta rápida (QR) adquiera protagonismo, siendo el enlace inmediato a una información geolocalizada y de proximidad.

Teniendo en cuenta lo anterior, es un acierto la invitación que Cotelco le hizo a Chumlo Koo, reconocido especialista en turismo inteligente, para que trate este tema en el Congreso Naal de Hotelería, que se realizará en Cartagena entre el 18 y 19 de septiembre.

Manuel José Cárdenas
Consultor internacional
emece1960@yahoo.com


Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado