María José Vengoechea

El llamado es a tomar riesgos

María José Vengoechea
Opinión
POR:
María José Vengoechea
septiembre 18 de 2015
2015-09-18 03:52 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7d47611ad1.png

Según los estudios realizados por la jefatura de Investigaciones Económicas de la Cámara de Comercio de Barranquilla, entre enero y junio del 2015, el mayor número de matrículas o constitución de sociedades en el Departamento del Atlántico se presentó en el sector servicios, con 44,8 por ciento; en construcción, 27,4 por ciento, e industrial, 10,5 por ciento. Ese 44,8 por ciento de empresas se crearon para atender la demanda en transporte, logística, servicios financieros, construcción e inmobiliario. Barranquilla y el Atlántico han llamado la atención de inversionistas nacionales e internacionales para que desarrollen y mantengan negocios que contribuyen a la economía nacional.

No obstante, el sector empresarial local tiene grandes desafíos. Los empresarios están llamados a hacer algo diferente y a tomar riesgos desde la innovación y la creatividad. Tener un pensamiento alejado de lo común es el único camino que le permite a las unidades productivas sobrevivir en un entorno global más convulsionado, cambiante y competitivo.

Si hablamos específicamente de Barranquilla, el discurso de hace algunos años estaba ligado a un mayor compromiso del sector público por brindar mejores entornos y a devolverle la confianza a los barranquilleros en sus instituciones. Hoy, el panorama es otro. Lo público se fortaleció y el llamado es a que lo público y lo privado mantengan viva y con nuevos componentes la unión de esfuerzos.

La ciudad y el departamento tienen un perfil que favorece la constitución de empresas. Este perfil nace desde las decisiones políticas de nuestros dirigentes en favorecer la creación y estabilización de organizaciones, a la planificación y ejecución de obras de infraestructura, que se traducen en más movilidad y recursos. A un decidido plan de disminución del desempleo, que se ha logrado por el trabajo entre lo público y lo privado, y en la capacidad de trabajar con el Gobierno Central para traer a la región la oferta en salud y programas sociales.

Bajo esta realidad, que en muchos sentidos contradice los argumentos habituales a los que estamos acostumbrados, la contienda por el mercado y por satisfacer a consumidores y clientes se hace más competitiva. Desde las cámaras de comercio entendemos que parte de nuestra labor está en hacer que los empresarios sean diferentes en entornos más estables. En advertir que su permanencia en el mercado depende, en gran parte, de lo novedosos, audaces y dinámicos que se permitan ser.

Si bien los entes camerales estamos para ser vehículo que favorece el desarrollo de negocios, también trabajamos para hacer que los líderes reaccionen sobre sus zonas de confort, estamos obligados a aportarles ideas que los cuestionen sobre si su estrategia y plan de acción son lo suficientemente diferentes y retadores para que su permanencia en el mercado no se altere fácilmente.

En la Cámara de Comercio de Barranquilla somos conscientes de las condiciones favorables que presenta la ciudad y el departamento, hemos sido clave en lograr, desde hace ya casi cien años, que constantemente se camine hacia algo mejor para todos. Desde ese liderazgo, hacemos este año la primera versión de Caribe Biz Forum, espacio para que los empresarios vean que las prácticas tradicionales se pueden enriquecer con experiencias diversas, arriesgadas y audaces. Tomar riesgos es el llamado que los empresarios del país tienen para aprovechar el buen momento por el que pasa Colombia, a pesar de las condiciones macro que enfrenta la economía mundial.

María José Vengoechea

Presidenta de la Cámara de Comercio de Barranquilla

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado