María Sol Navia V.
columnista

La dinámica de Cali y el Valle

Las nuevas empresas de la región reflejan la diversidad de actividades que la caracterizan.

María Sol Navia V.
POR:
María Sol Navia V.
julio 24 de 2017
2017-07-24 08:25 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c47e6cdc6.png

En un contexto nacional difícil, como el que atraviesa Colombia, el Valle del Cauca y Cali se mueven en terrenos positivos y continúan atrayendo nuevas empresas.

Según datos del presidente de la Cámara de Comercio de Cali, publicados en este mismo diario, 56 nuevas empresas se han radicado en la región en los últimos 6 años, lo que ha contribuido a la baja de la tasa de desempleo.

Esta, a pesar de haber subido en abril, había descendido durante dos años y es la segunda más baja registrada en la última década en la ciudad. Vale la pena también destacar que, de acuerdo con el Dane, en abril la tasa de desempleo en las 13 ciudades y áreas metropolitanas se ubicó en 10,7%, frente a la de abril del 2016, que fue de 9,1%, es decir que subió 1,6%, mientras que en Cali los datos muestran un incremento de la tasa de desocupación de 0,9%, pasando de 10,8% a 11,7%.

Las nuevas empresas de la región reflejan la diversidad de actividades que la caracterizan. Por ejemplo, Zonamérica, alianza de Carvajal y Zonamérica de Uruguay, está orientada a ser el mayor parque de tecnología y servicios de Colombia, convirtiendo a Cali en líder en exportación de servicios y generador de espacios laborales con valor agregado.

Por su parte, Cali ha logrado priorizar los principales frentes de acción, buscando resolver los puntos más críticos que afronta: para enfrentar la corrupción, la administración creo la Secretaría de Contratación, orientada a centralizar la tarea de ‘contratación’ pública de todas las entidades del Municipio, buscando un alto estándar ético y transparencia en la gestión administrativa.

La situación crítica del jarillón del río Cauca, cuya ruptura es una gran amenaza para la ciudad y la región, y que podría tener consecuencias impredecibles, ha tenido atención preferente. La implementación del plan de reforzamiento de la estructura avanza después de una difícil labor de convencimiento a las personas que allí habitan y tienen empresas, cultivos y cría de animales. Se va progresando en el desmonte de empresas, en el manejo jurídico de los casos, y hoy de 26 km de extensión que tiene la invasión del jarillón, hay 13,9 km liberados, para ser intervenidos por la CVC con las obras necesarias de reforzamiento, de los cuales en 11 ya se está trabajando.

En cuanto al Mío, sistema de transporte masivo de Cali, que afronta una problemática financiera sumamente crítica, ya cuenta con estudios y proyecciones claras que permitan la definición de una tarifa técnica para la operación, la cual, desde luego, implica un subsidio.

El campo de la seguridad, uno de los peores flagelos que ha vivido, viene mejorando sus indicadores a pesar de continuar siendo una de las ciudades más peligrosas del mundo, ya que enfrenta una tasa de 3,2 muertos diarios, pero ha descendido de 4,2, de la misma manera que ha bajado el hurto de motos y automóviles. Se viene realizando trabajo de resocialización de pandilleros y entrega de armas de estos, con la ayuda de la USAID, disminuyendo los homicidios entre ellos en un 50%.

La educación, elemento básico para trasformar la sociedad, ha sido objeto de inversión en infraestructura por más de $360.000 millones, destinados a 6 nuevas instituciones educativas.

Todas estas noticias positivas refuerzan las credenciales que ubican al Valle, a su capital, y desde luego a Buenaventura, como el eje de la Alianza del Pacifico.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado