María Sol Navia V.

Nuevo esquema de planeación

La ola invernal ha cambiado las prioridades de corto y mediano plazo.

María Sol Navia V.
POR:
María Sol Navia V.
mayo 24 de 2011
2011-05-24 01:05 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c47e6cdc6.png

 

Desde hace varios años se viene trabajando, a nivel de empresas y de algunos gobiernos, el esquema de Planeación por Escenarios. Además, se están construyendo mapas de riesgos para empresas y países o regiones, de forma que se puedan tener planes y acciones alternativas para preservar las condiciones actuales, y para atender las contingencias y consecuencias que se deriven de los diferentes hechos o de los escenarios que se presenten.

De esta forma se busca concretar estrategias de desarrollo social y económico a las realidades que se den.
De hecho, Colombia ya hizo un ejercicio bajo el modelo de Planeación por Escenarios, con amplia representación social, política y económica sobre violencia y guerra, y como sería el país y su avance en cada uno de los escenarios propuestos.
Las conexiones y las interrelaciones entre países y con el mundo se han vuelto tan estrechas que cualquier acto o hecho que ocurra en alguna región, relacionado con diversas situaciones –políticas, económicas, ambientales o catástrofes naturales– puede tener repercusiones de corto y mediano plazo globalmente y en las diferentes partes del planeta.
Hemos visto cómo la ola invernal ha cambiado las prioridades de corto y mediano plazo del país y del Gobierno también ha obligado a dirigir hacia los afectados recursos y atención inmediata, a fin de paliar las terribles situaciones que se están viviendo, así como tener estrategias para prevenir y manejar situaciones futuras.

Estas estrategias y acciones no estaban contempladas en nuestro plan con anterioridad a la catástrofe vivida. Este es un tema no sólo de humanidad y responsabilidad gubernamental y social, sino de graves consecuencias económicas.
La crisis política en los países árabes, con su corolario de incremento agresivo en el precio del petróleo, si bien por un lado favorece a Ecopetrol y las petroleras en general, al mismo tiempo afecta la industria y el consumo en todos los países, y puede traer efectos sobre nuestras exportaciones y los precios de las importaciones.
¿Cómo repercutirá la muerte de Osama bin Laden en Colombia?

Los efectos que esta acción traerá en EE. UU., de alguna manera, nos pueden llegar acá, pues concentrará esfuerzos y recursos en defenderse de las reacciones a este acto. ¿Cómo afectará su atención a Latinoamérica y su apoyo a la lucha contra las drogas?
¿Qué pasará si se desacelera el crecimiento de China? Ya hemos visto que nuestras exportaciones hacia ese país están creciendo más lentamente e incluso en algunos casos se están estancando.
En fin, los temas son muchos: el tope de la capacidad de endeudamiento de EE. UU., la deuda soberana de varias economías europeas, y el terremoto de Japón y sus efectos en su industria y en sus plantas nucleares. Algunos de estos eventos han sido analizados con consultores internacionales y se han tenidos en cuenta en el entorno los planes de desarrollo, pero siempre hay otros nuevos que aparecen.
Por lo anterior, sería indicado que, además de dejar margen para acciones y gastos imprevistos, se establezca un esquema que permita diseñar cómo podemos cumplir con las metas propuestas que el país requiere dentro de diferentes escenarios planteados y frente a diversos riesgos que puedan presentarse.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado