Mario Hernández Zambrano

China seguirá siendo
un gran protagonista

Mario Hernández Zambrano
Opinión
POR:
Mario Hernández Zambrano
abril 27 de 2016
2016-04-27 07:40 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c411ec37e.png

Luego de la crisis financiera del 2008, comenzó a propagarse la idea de que la economía de Estados Unidos estaba llamada a dejar de ser la locomotora del mundo, y que China estaba llenando ese vacío. Desde hace cerca de dos años, con la recuperación de la economía americana y el ajuste chino –que para nada es una crisis–, se ha vuelto a la idea original de sobreestimar a Norteamérica y subestimar al imperio oriental.

Ni lo uno, ni lo otro. Lo cierto es que el mundo ya no podrá vivir sin ambos gigantes, pues la caída de cualquiera de los dos haría mucho daño al resto del mundo. Solo con un descenso del crecimiento chino del 10 al 7 por ciento, el precio del petróleo y en general de las materias primas, han caído dramáticamente, y muchos países, entre los de Latinoamérica, están pasando un rato amargo. La región no crecerá este año.

El PIB chino subió casi 7 por ciento en el 2015, la tasa más baja en 25 años, luego del ajuste del gobierno con recortes de impuestos para las empresas, un aumento del gasto público y una rebaja de los intereses. Pero el cambio más importante que revolucionará todo tiene que ver con el modelo económico, que busca pasar de uno basado en las exportaciones a otro más dependiente del consumo interno. Esto era inconcebible hace un tiempo, al punto que se llegó a creer que ese país solo estaba hecho para vender y no para comprarle a nadie.

Ese menosprecio por el mercado interno también se ha tenido en Colombia, olvidando que para vender afuera no hay mejor escuela de formación empresarial que atender la demanda local. Yo siempre tuve una idea y la puse en práctica hasta donde pude.

Las cifras de China están sorprendiendo de nuevo y hay indicadores que muestran un repunte, ya no solo por la vía de las exportaciones, que así no se puedan despreciar, no son únicas. Las ventas al por menor subieron más del 10 por ciento en el primer trimestre frente al mismo periodo el año pasado, lo que indica que está dando resultado el consumo local; la producción industrial creció casi 7 por ciento, lo que podría ser reflejo de una mejora de la demanda doméstica y externa. La inversión en activos fijos también aumentó, junto con una mejora en el sector inmobiliario que representa, directa e indirectamente 30 por ciento de la economía total.

Lo anterior indica que el gigante asiático parece haber logrado estabilizar su economía, evitando un ‘aterrizaje brusco’ que, de otra forma, hubiese podido tener repercusiones serias sobre la economía global. La mejora en los precios del petróleo que se ha dado en las últimas semanas, mostraría esas nuevas buenas señales para bien de todos, especialmente en nuestros países que dependen, en buena parte, de las exportaciones de materias primas como el mismo petróleo, carbón, níquel, acero y cobre, de los cuales China es el principal comprador, y lo seguirá siendo si se mantiene como la locomotora que sigue a Estados Unidos.

P.D. El cambio de siete ministros (de un total de 15) es una apuesta grande del presidente Santos, que deberá reflejarse en el ánimo nacional. ¿Será que la gente de las Farc pone algo de su parte?

Mario Hernández Zambrano
Empresario exportador
mariohernandez@mariohernandez.com

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado