Mario Hernández Zambrano
columnista

Factores adversos y aporte social

Un país que está promoviendo la paz, y que buena parte de ella se sustenta en el campo, no puede tener cifras tan malas en el sector agropecuario. 

Mario Hernández Zambrano
Opinión
POR:
Mario Hernández Zambrano
noviembre 29 de 2016
2016-11-29 09:00 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c411ec37e.png

Los datos que acaba de dar a conocer el Dane, al cierre de septiembre, no son nada buenos; todo señala que este cierre de fin de año va a dejar mucho que desear, y la estrategia de campañas de descuentos y promociones por doquier para atraer clientes se enfrenta a problemas concretos que no son fáciles de doblegar.

El primero es que la tasa de interés para el crédito de consumo es extremadamente alta (casi 33 por ciento al año), lo cual es inconcebible, pues es cinco veces (550 por ciento) mayor que la inflación. Y el Banco de la República, que promovió su aumento para frenar la inflación, debería actuar rápidamente en concordancia, ya que los precios al consumidor han cedido sustancialmente en los últimos 60 días. Al gobierno parece tampoco importarle el tema porque está muy ocupado en sacar adelante su reforma tributaria en el Congreso. Los datos del ‘despeñadero’ que vive el comercio formal comprueban el daño que producen esas altísimas tasas.

Sin duda, los impuestos son el segundo factor adverso en el corto plazo. No es cierto que no se quiera pagar; lo inconcebible es que a un mes de terminarse el año y a solo 15 días de sesiones en el Congreso de la República no se tenga una mínima claridad acerca de lo que va regir a partir de enero, cuando se supone que cualquier empresa seria tiene su planeación y presupuesto para el nuevo ejercicio de 2017.

Como siempre, hemos vivido corriendo en la materia, y a los colombianos nos parece normal que esto ocurra, en tanto que a los extranjeros les resulte extraño y poco serio, como lo dijo alguien a quien le expliqué, de la mejor manera, demostrándole el amor por el país: “no lo creo (…)no puede ser”, fue su única respuesta.

Y va el tercero. Un país que está promoviendo la paz, y que buena parte de ella se sustenta en el campo, no puede tener cifras tan malas del sector agropecuario, como las que dio a conocer el Dane a septiembre: la producción ha caído 1,7 por ciento, y la indiferencia de quienes manejan el asunto es total.

* * * * *

Lograr que la Universidad Nacional tenga un hospital de primer nivel debe ser un objetivo de todo el país, como ocurre en otras partes del mundo. No solo es el centro educativo de mostrar, sino que su misión y objetivo hacia los colombianos menos pudientes requiere de todo el apoyo. Es una apuesta concreta para que hagamos un país menos desigual y más incluyente. Por ello, un grupo de empresarios, exalumnos y colombianos de buena voluntad nos hemos comprometido con liderar ese propósito, sin recompensa distinta a servir a nuestro país, así resulte increíble para muchos, en este mundo tan interesado.

El modelo es sencillo. Una fundación liderada por un colombiano, el médico Félix Patiño, cuyo recorrido y aporte han sido muy grandes, garantiza que se cumplirá el objetivo. La invitación es para todos, partiendo de los ex alumnos y grandes amigos de la Universidad como L. C. Sarmiento, A. Mockus, José F. Isaza, S. Kalmanivitz, M. Huertas, S. Hakim, M. E. Patarroyo, y muchísimos más, buenos como la inmensa mayoría en nuestro país.
Periódicamente se estará haciendo el balance.

Mario Hernández Zambrano
Empresario exportador
mariohernandez@mariohernandez.com

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado