Mario Hernández Zambrano
COLUMNISTA

Lo primero, respeto por los demás

Mario Hernández Zambrano
Opinión
POR:
Mario Hernández Zambrano
abril 19 de 2016
2016-04-19 10:53 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c411ec37e.png

De entrada, reconozco que no soy analista de fútbol, me gusta como sinfonía, como arte, y siempre he creído que aunque al campo salen 11 iluminados, detrás hay mucha gente que hace parte de la empresa, del equipo, incluyendo dirigentes, cuerpos médico, técnico y físico, utileros, y los mismos hinchas, que se asimilan a los consumidores, ciertamente más fieles.

Por eso, me sorprendieron gratamente las palabras del entrenador del Atlético de Madrid, el ‘cholo’ Simeone, luego de la hazaña de eliminar al Barcelona de los astros Messi, Neymar y Suárez. Simeone dijo después del partido: “podremos ganar o perder, pero creemos en los valores que tiene la vida y en que los podemos volcar en el juego.
Hemos ganado un partido tremendamente difícil (…). Estoy orgulloso de habernos encontrado con un grupo de ‘pibes’ fantásticos que responden a lo que tienen en la vida: el respeto, no dejar de intentarlo, la perseverancia en las dificultades, levantarse, insistir, competir. Antes de salir al campo les dije: ustedes tienen grandes valores como personas, así que transmítanlos al juego, y este se lo va a pagar”.

Respeto, perseverancia, insistencia y competencia, pero, por encima de todo, personas. Me parece sorprendente escuchar decir eso a un entrenador de fútbol, que entiende que las metas, en este caso ganar el partido, se logran no solo con la destreza física y la fuerza, sino con la cabeza y el corazón. Las lecciones para quienes están en otros frentes son contundentes y no requieren mucha explicación, pero el respeto por los demás es quizá el principal elemento que se está perdiendo en nuestro país.

* El Primer Ministro de Islandia puso su puesto a disposición, luego de conocerse su vinculación con el escándalo de los Papales de Panamá. El funcionario no declaró su participación en una empresa que tenía con su esposa. Reconocer el error se llama respeto por los ciudadanos.

* El primer ministro británico, David Cameron, admitió que tenía una participación rentable en un fondo de inversión extranjero de su padre y pidió excusas por no haber informado de inmediato que tenía acciones de la compañía oculta de su padre. Eso es respeto.

Estos son ejemplos en los que los funcionarios del Estado asumen su responsabilidad y sienten pena por los errores cometidos, pues entienden que están ahí porque la sociedad ha depositado su confianza en ellos y la han defraudado. En Colombia no pasa así, eso produce tristeza, y rabia, y lo que hacen los funcionarios es retar a la sociedad y mostrar un gran desprecio hacia la gente.

Y existen casos extremos en los que la transparencia debe ser ejemplar, en particular de quienes ocupan, o han ocupado, cargos directamente relacionados, por ejemplo un ministro o un superintendente financiero. El primero es responsable de las finanzas públicas, que incluye la generación de recursos por la vía de los impuestos, y el segundo es el encargado de vigilar las operaciones del sistema financiero; por esto uno no puede creer que ellos defienden el modelo, mientras ocupan los cargos y luego no les importe abrir cuentas afuera para manejar contratos cuyas rentas no declaran en el país. Algo similar sucede con quienes manejan el proceso de paz, en el que la transparencia es clave para su éxito.

El exministro, Alberto Carrasquilla, el exsuperfinanciero, Augusto Acosta, y los negociadores de paz Humberto de la Calle y Frank Pearl, lo mínimo que le deben a los colombianos es una disculpa por habernos quedado mal, por haber dado un mal ejemplo o haber cometido un error. Hay que bajarle a la prepotencia y a la sabiondez para justificar los actos, creyendo que son fórmulas para defender lo que no se puede defender.

Mario Hernández Zambrano
Empresario exportador
mariohernandez@mariohernandez.com

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado