Mario Hernández Zambrano

Nunca los olvidaremos

Mario Hernández Zambrano
Opinión
POR:
Mario Hernández Zambrano
abril 09 de 2015
2015-04-09 04:34 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c411ec37e.png

Hay que aceptar que la negociación en La Habana, cada día gana una mayor credibilidad entre los colombianos, que, así como una vez creyeron que la opción militar era la alternativa y le apostaron a ella, hoy coinciden mayoritariamente que el camino negociado es la ruta, liderado por el Gobierno Nacional, en cabeza del presidente Santos.

Sin duda alguna, ese recorrido de credibilidad no está exento de dificultades, contratiempos, de ‘caída’ del ánimo, en algunos momentos, por la actitud de la contraparte y de la aparición, por ratos, de recuerdos ingratos que dejan huellas tristes en familias de colombianos que han sufrido directamente el conflicto. Evidentemente, la pérdida de bienes materiales es importante, pero por encima de todo está el sacrificio de vidas o la incapacidad física de campesinos, policías y soldados por efecto de ataques y atentados terroristas, incluyendo las famosas minas a las que les han dado un calificativo asqueroso, ‘quiebrapatas’. Con seguridad, llegará el día en que los guerrilleros dejen las armas y presenten al país a sus discapacitados, y, no cabe duda, recibirán la solidaridad de los colombianos.

Durante todas estas décadas de violencia, son muchos los soldados y policías que han muerto o han quedado con una discapacidad y, aunque han tenido la ayuda económica del Estado, no resulta suficiente, pues el drama humano va más allá del dinero. Finalmente, ellos han sufrido el daño de su cuerpo por defender a los demás colombianos y lo mínimo que se puede hacer es reconocerles su esfuerzo y entrega. En estos momentos, un abrazo y que sepan que nos acordamos de ellos puede resultar tan reconfortante como la misma ayuda monetaria. No puede ocurrir que nuestros soldados sospechen que el posconflicto implique el olvido. Hay organizaciones que han trabajo por hace tiempo para hacer caer en cuenta ese propósito, y para evitar malentendidos realizan un trabajo duro, como se dice popularmente, ‘con las uñas’.

Es el caso de la Corporación Matamoros. Con los recursos recaudados se pretende atenderlos de manera integral para la reconstrucción de su proyecto de vida por medio de programas educativos, apoyo emocional, acompañamiento sociolaboral y rehabilitación a través del deporte. Si se logra garantizar la sostenibilidad individual de estos hombres no solo se resta algo al flaco presupuesto oficial, sino que humanamente el aporte no se puede medir, en el entendido que se les eleva la autoestima, dejando de lado esa idea de protección por discapacidad, que seguramente los mortifica, como a cualquiera de nosotros.

El próximo 19 de abril, la Corporación Matamoros llevará a cabo la ‘Carrera de los Héroes 10k’, que será una demostración del agradecimiento de los colombianos para con sus soldados y policías. El aporte es de solo 50.000 pesos, que no es nada para que lo que ellos nos han dado.

* * * * *

La partida de Nicanor Restrepo Santamaría, uno de los gestores del llamado Sindicato Antioqueño, deja muchas lecciones, en particular a las nuevas generaciones. La más importante: solo con trabajo, constancia y dedicación se logran las metas.

Mario Hernández Zambrano

Empresario exportador

mariohernandez@mariohernandez.com

 

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado