Volviendo a Venezuela | Opinión | Portafolio
Mario Hernández Zambrano

Volviendo a Venezuela

Mario Hernández Zambrano
POR:
Mario Hernández Zambrano
octubre 30 de 2012
2012-10-30 11:09 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c411ec37e.png

Hace seis años, Venezuela decidió retirarse de la CAN, porque el modelo creado más de 4 décadas atrás –bajo el liderazgo del expresidente Carlos Lleras Restrepo– se salía del esquema que Hugo Chávez pretendía darle a la economía vecina.

Las cifras del comercio entre los dos países entraron en un periodo de deterioro, que se agravó por las diferencias políticas de los mandatarios de ambas naciones.

La relación comercial bilateral cayó casi un 70%.

Desde comienzos del 2011, se iniciaron conversaciones para establecer un nuevo esquema, y hace dos semanas se anunció oficialmente su vigencia.

Puede que no sea lo mejor, pero es el inicio de una nueva etapa, que seguramente se irá perfeccionando con la buena voluntad de las partes, favorecida por el ánimo conciliador que hay y la reelección por un periodo más del mandatario venezolano, lo cual da estabilidad.

Las exportaciones colombianas se han venido recuperando gradualmente, y la balanza favorece a nuestro país. En lo corrido del año –hasta agosto–, llegaron a US$1.700 millones, más de 60% por encima del 2011. No ocurre lo mismo con las importaciones, que solo van en US$ 400 millones.

Aunque es cierto que se debe buscar un saldo favorable para el país, que este sea muy abultado no es una buena señal y puede generar problemas, porque son conocidas las dificultades para obtener divisas en Venezuela, dados el comercio administrado y las medidas adoptadas para evitar una fuga de capitales, asuntos que solo incumben a las autoridades de allá.

En ese orden, se debe tener una gran audacia y creatividad para encontrar mecanismos que permitan estimular el comercio binacional, aumentando las cifras y haciendo más equilibrada la relación.

Es un tema de preocupación que debe tener toda la energía de quienes están al frente del comercio exterior, sin temor a encontrar herramientas que, para algunos, puedan parecer poco ortodoxas. Una de ellas es la de permitir el pago en bolívares de las exportaciones a través de acuerdos que involucren a los bancos centrales de las dos partes.

Ya se tiene la experiencia de un sistema similar en el pasado, usando el modelo de Aladi.

Pero se puede ir más allá. Hay productos y servicios que se necesitan en Colombia, y se están trayendo de otras partes, cuando Venezuela los tiene. Es el caso de los derivados de las industrias petrolera y química, que allá están muy adelantadas por su condición productiva.

Esto favorecería un mayor equilibrio.

Hoy, cuando las economías de EE. UU. y Europa están en serios problemas, y su salida no se ve en menos de dos años, la recuperación del mercado venezolano debe ser un asunto prioritario. Se estima que por cada US$3.000 que se exportan a ese país, se genera un empleo aquí, lo que demuestra la importancia que para nuestro país tiene esa relación.

P.D. Inmerecidos homenajes he recibido en los últimos días, que agradezco infinitamente y me hacen sentir orgulloso de mis ancestros: la Orden José Antonio Galán, el título Honoris Causa en Administración de Empresas de las Unidades Tecnológicas de Santander y la condecoración del Congreso de la República. Dios les pague.

Mario Hernández Zambrano

empresario exportador

presidencia@mariohernandez.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado