Maryluz Mejía de Pumarejo

¿Niño o niña?

Maryluz Mejía de Pumarejo
POR:
Maryluz Mejía de Pumarejo
enero 03 de 2013
2013-01-03 11:52 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb5fac7ba40.png

A comienzos de 2010, cerca de 300 municipios en distintas zonas del país fueron afectados por una gran sequía, la más intensa en las dos últimas décadas.

En los dos años siguientes, Colombia vivió terribles temporadas invernales, cuyos efectos aún se atienden por agencias nacionales, departamentales y municipales.

Desde Acodal, consideramos que en ambos casos, sea que se enfrente el fenómeno del niño o de la niña, se requiere de una consistente política hídrica como pilar de un modelo estructural que trascienda de la mitigación a la adaptación y que permita atender los rigores del cambio climático, que recientemente ha generado desastres invernales, pero que también revierte en intensas temporadas de sequía, de la cual si bien ha mermado el nivel de alerta, la presencia ‘del niño’ en los próximos meses no está descartada de plano.

Como fórmulas y herramientas estructurales, insistimos en la creación de una agencia nacional del agua y una superintendencia ambiental, así como un plan nacional de reforestación de cuencas abastecedoras, la financiación de estudios regionales de balance hídrico para la definición de caudales de consumo por agente consumidor y la planeación de inversiones para embalses por centros poblados de distintas regiones que sufren periódicamente de sequía o escasez por culpa de daños causados por el invierno.

Lo anterior, fortaleciendo el papel nacional en la definición de la política, la orientación de los recursos y la visión regional de una red hídrica que supere los límites políticoadministrativos.

Para esto, hay que sumar esfuerzos con corporaciones autónomas regionales, la academia y los sectores representativos de la sociedad, abordando soluciones en el corto, mediano y largo plazo.

La política estructural sugerida debe instrumentarse con base en la diversidad de escenarios en el territorio nacional poniendo a disposición programas y proyectos orientados a resolver las diversas circunstancias originadas por el cambio climático: aprovechar los periodos de lluvias para captarlas en micro, pequeños y medianos reservorios multipropósito; explotar aguas subterráneas; adoptar una regulación tarifaria de excepción en los momentos de mayor exigencia del uso racional del agua, principalmente en grandes ciudades, y estructurar el manejo regional para atender sequías, de tal forma que los municipios o empresas que cuenten con agua potable en abundancia distribuyan a quienes puedan sufrir desabastecimiento.

Las políticas, estrategias, programas y proyectos señalados se soportan en una institucionalidad que encuentra en la Agencia Nacional del Agua el promotor de proyectos territoriales y la Superintendencia del Medio Ambiente, el instrumento de control, vigilancia y sanción de los agentes que no actúen conforme a los intereses ambientales, económicos y sociales que tanto demanda el país.

Con estas propuestas y reflexiones se busca impulsar y contribuir con iniciativas que, llevadas a la práctica, serán muy útiles para un país que se debate entre ser calificado como uno de los de mayor riqueza hídrica del mundo, pero que al mismo tiempo ha mostrado notorios síntomas de alto riesgo, sea en tiempos lluviosos o en temporadas secas.

Maryluz Mejía de Pumarejo

Presidenta Ejecutiva de Acodal

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado