Mauricio Cabrera Galvis

La parroquia y el mundo

Mauricio Cabrera Galvis
Opinión
POR:
Mauricio Cabrera Galvis
abril 09 de 2013
2013-04-09 12:14 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7861ade3cd.png

El mundo se mueve con noticias importantes que pueden tener grandes repercusiones en Colombia y a las que no se les presta la atención requerida en nuestro vecindario parroquial.

Acá, el país se distrae y desgasta con el banal espectáculo de la ira desatada de un expresidente que no pudo seguir mandando, aunque tiene con qué, y con los celos y el afán de protagonismo de otro expresidente que no tiene nada que decir ni aportar.

Algunos ejemplos de lo que está pasando en el mundo, más allá de los trinos y las frases altisonantes de esos personajes.

En el campo político, la creciente tensión internacional por las bravuconadas del juvenil dictador de Corea del Norte, que declaró el Estado de Guerra contra su vecino del sur y amenaza hasta con ataques nucleares a Estados Unidos.

Casi nadie cree que tenga la capacidad de atravesar el Océano Pacífico con sus misiles, pero no hay duda de que Corea del Sur y Japón sí son vulnerables, y por eso se toman muy en serio estas amenazas, que se han calificado como el mayor riesgo de un conflicto nuclear mundial desde la crisis de los misiles en Cuba, en los años 60.

En el campo económico, con consecuencias directas sobre Colombia, está la revolución del ‘gas de equisto’ y el shale oil, nuevas fuentes de hidrocarburos cuya explotación se ha hecho posible por modernas tecnologías (con sofisticados nombres como fraccionamiento hidráulico o perforación horizontal) que están cambiando todo el mapa geopolítico del petróleo, rompiendo el monopolio de la Opep y que pueden llevar a una drástica caída del precio del gas y el crudo, así como está sucediendo con el carbón.

Con la explotación del shale oil, que es rentable extraerlo a un precio de US$60 el barril, Estados Unidos podría llegar a ser autosuficiente en el consumo de petróleo, es decir, no tener que importar el combustible, lo que cambiaría radicalmente todo el balance del comercio mundial y fortalecería el dólar.

Otros países también están entrando en esta revolución: Argentina anuncia, con modestia, que ha encontrado 150 millones de barriles recuperables, mientras que Rusia, que ya compite con Arabia Saudita por ser el primer productor de petróleo, informa que en los campos de Bashenov, en la Siberia occidental, puede tener hasta 20.000 millones de barriles, que son 4 veces el tamaño de las reservas de los sauditas.

No son agradables los efectos que se vislumbran para Colombia si se hacen realidad estas proyecciones, pues el país se la ha jugado a un modelo minero- energético, con enfermedad holandesa incluida, que ha debilitado la base industrial y agrícola del país, de manera que al terminar la bonanza de precios de hidrocarburos nos quedaríamos sin el pan y sin el queso.

Otra noticia económica con repercusiones para el país es la evolución sin salida de la crisis financiera europea, con su más reciente capítulo en el rescate de Chipre, con condiciones que cambiarán el futuro de los bancos en los paraísos fiscales; pero esto será tema para otra semana, si no nos distraen los expresidentes.

ADENDA. La Marcha por la Paz: hoy martes 9 de abril, 65 años después del asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, hay que salir a la calle para decirles a todos los violentos y guerreristas, con el repicar de las campanas de todas la iglesias, que los colombianos estamos mamados de la violencia y queremos la Paz.

Mauricio Cabrera G.

Consultor privado

acabrera99@hotmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado