Plutocracia populista, Mauricio Cabrera Galvis, 24 de enero de 2017 | Opinión | Portafolio
Mauricio Cabrera Galvis
columnista

‘Plutocracia’ populista

Lo asombroso es que Trump ganó las elecciones con promesas populistas, lo trágico es que no las va a cumplir y va a empeorar la situación.

Mauricio Cabrera Galvis
POR:
Mauricio Cabrera Galvis
enero 23 de 2017
2017-01-23 07:26 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7861ade3cd.png

Si algún gobierno de la historia reciente puede ser calificado como una verdadera ‘plutocracia’ –es decir, el gobierno en manos de los más ricos– ese es el de Donald Trump. Lo asombroso es que ganó las elecciones con promesas populistas de responder a la indignación de los trabajadores blancos perjudicados por el capitalismo salvaje; lo trágico es que no las va a cumplir y va a empeorar la situación de quienes votaron por él.

Trump nombró un gabinete de billonarios cuya fortuna supera por mucho la de cualquier gobierno anterior; se estima que la riqueza del grupo de funcionarios más cercanos al presidente es de unos 35.000 millones de dólares. Además, no representa la diversidad de ese país, pues es un gabinete de hombres blancos, anglosajones y millonarios. Solo hay dos mujeres –una de ellas billonaria –y un afrodescendiente, que también es millonario. Por primera vez, en más de tres década,s no hay un solo latino entre los funcionarios de más alto nivel en la Casa Blanca.

Según dice el Washington Post, Trump ha conformado “el peor gabinete de la historia norteamericana”. No porque los ministros sean súper ricos, lo cual no es per se un motivo de crítica o descalificación, sino por razones más fundamentales: “nunca antes un presidente había reunido un conjunto tan notable de personas que no tienen las calificaciones para sus puestos o están dedicados a criticar las políticas de las agencias que van a dirigir, además de tener enormes conflictos de interés”, afirma un comentarista de ese periódico, a lo que habría que añadir que la mayoría de ellos no tiene experiencia en el sector público, como tampoco la tiene el mismo presidente.

La prensa norteamericana ha hecho extensos análisis sobre la trayectoria y las posiciones de los ministros de Trump –allá los llaman secretarios–, que demuestran que el problema no es el tamaño de su cuenta bancaria, sino que sus políticas son contrarias a las necesidades de los trabajadores y están orientadas a aumentar su riqueza y las de sus amigos. Algunos ejemplos:

La Secretaria de Educación es una billonaria por herencia, partidaria de la educación como negocio y que ha dedicado parte de la fortuna familiar a una fundación en su nativo estado de Michigan, cuyo objetivo es debilitar el sistema de educación pública y fortalecer el modelo de vales para escuelas privadas y religiosas.

El Secretario de Trabajo es el propietario de una cadena de comidas rápidas, que se opone a aumentar el salario mínimo, y es un abanderado de disminuir las regulaciones que protegen a los trabajadores y suben los costos laborales a las empresas.
El Secretario de Energía propuso en su campaña que esa entidad debía ser desmantelada; ahora ha reconocido que no sabía cuáles eran las funciones y responsabilidades de esa secretaría, y ha dicho que se arrepiente de su propuesta anterior.

El Secretario de Salud es un radical opositor al sistema de salud pública, no solo al Obamacare –que ha prometido desmontar–, y ha hecho su fortuna negociando acciones de empresas privadas de salud y biotecnología.

El Director de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) cree que el calentamiento global es un mito y que hay que eliminar las regulaciones ambientales que hacen menos competitivas a las empresas norteamericanas; además es el abogado que ha demandado a la EPA en juicios que aún están pendientes de definirse.
Con Trump, la ‘plutocracia’ de extrema derecha se tomó el poder, y lo va a utilizar para seguir enriqueciendo a los más ricos.

Mauricio Cabrera Galvis
Consultor privado
mcabrera@cabreraybedoya.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado