Recalentamiento

Mauricio Lizcano
POR:
Mauricio Lizcano
julio 13 de 2011
2011-07-13 02:32 a.m.

 

Hace 30 años, cuando se acuño el término ‘economías e- mergentes’, estas sólo representaban un tercio del PIB mundial medido por paridad de poder adquisitivo.

Hoy, son más de la mitad del PIB mundial y en los últimos cinco años han originado el 80% del crecimiento de este.

Aparte de los efectos en términos geopolíticos y el cambio aparentemente estructural de la economía mundial, que llevará a la convergencia parcial de las economías en desarrollo y las desarrolladas, hay que considerar los factores de riesgo.

El principal peligro, que ha sido advertido por diversos analistas y el FMI, es que este crecimiento de las economías emergentes pueda evidenciar un recalentamiento de sus economías, que resultaría en desbalances macroeconómicos.

El crecimiento de 6,6%, en América del Sur, y de 7,5%, en Brasil, están muy encima de su promedio en las últimas décadas.

En América Latina las brechas del PIB se han cerrado, la inflación ha aumentado, se han ampliado los déficit en cuenta corriente, y el crédito y el precio de los activos han crecido bastante.

La recuperación de Colombia de la crisis financiera mundial y de los problemas con Venezuela ha sido más lenta que en la mayoría de los países de la región. La brecha del PIB sólo se cerrará este año y no se espera que en los próximos crezca más allá de su potencial. En el 2010 y el 2011 se prevé que crecerá menos que Argentina, Perú y Chile.

Este último tiene un crecimiento potencial ligeramente más alto que el colombiano, mientras que Perú se comporta muy por encima al promedio de la región. Colombia debe buscar crecer a las tasas de Perú, y para hacerlo debe emprender diversas políticas que le permitan más desarrollo en el largo plazo.

Por ahora hay que garantizar que el crecimiento sea sostenible.

Recientemente, The Economist comparó 28 economías emergentes en términos de qué tan recalentadas estaban; Colombia no sale mal librada.

En cuanto a inflación, Vietnam, Argentina y Venezuela son los países con las tasas más altas, superando el 20%, en tanto que Chile, México, Perú y Colombia tienen las tasas más bajas. Con respecto al PIB, Colombia está sólo ligeramente por encima de su promedio en los últimos 10 años. En lo que refiere a este indicador, Argentina, Indonesia y Perú muestran mayores signos de recalentamiento.

El desempleo en Colombia es más de un punto inferior a su promedio para los últimos 10 años, mientras que en Argentina es inferior en casi 4 puntos.

Por otra parte, el crecimiento del crédito privado en Colombia es sólo superado por Turquía, Hong Kong, Brasil y Argentina en esta muestra de países y es el factor que hay que considerar con más cuidado.

Entre estas naciones la tasa de interés real de Colombia, que es de casi un punto porcentual, es la novena más alta.

Es evidente el esfuerzo de Brasil por suavizar su crecimiento, pues su tasa de interés real es casi 6%, en tanto que la de Hungría, que es la segunda más alta, es de sólo 2%. Colombia es el octavo país con la cuenta corriente más deficitaria de la muestra.

El agravamiento de la situación de Grecia, Irlanda, Portugal, España o Italia supone un riesgo para la economía mundial.

Bien harían las autoridades económicas del país en evitar un recalentamiento que lo haga más vulnerable frente a una nueva crisis.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado