Mauricio Perfetti del Corral

La autonegación de las buenas noticias

Mauricio Perfetti del Corral
Opinión
POR:
Mauricio Perfetti del Corral
mayo 11 de 2015
2015-05-11 02:21 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb6dd74cbda.png

La cifra de empleo del pasado mes de marzo es incontrovertible, es la más baja para ese periodo en los últimos 15 años, y se logra teniendo tasas de participación y ocupación históricamente elevadas. Además, rompe la inercia en la serie, debido a que las tasas de desempleo en este periodo resultaban ser de las más altas del año. Todo el país conoce la cifra y no vale la pena volver a retomarla.

Lo que sí es importante enfatizar es que esta cifra es resultado de la Gran Encuesta Integrada de Hogares, que llega, a lo largo del año, a más de 450 municipios del país, realiza 240.000 visitas a hogares y recoge más de un millón de entrevistas personales, lo que la hace un instrumento absolutamente representativo, confiable y oportuno para medir la realidad del empleo en el país. En efecto, el espectro de medición de esta encuesta es más amplio que el de los sondeos de coyuntura, pues la de los hogares adquiere un carácter casi censal sobre el sitio en cual trabajan las personas, incluyendo desde negocios unipersonales hasta quienes están ocupados en las pequeñas, medianas y grandes empresas.

También resulta notable mirar las actividades que vienen aportando a esta dinámica del empleo: comercio, construcción y manufacturera, que son intensivas en el uso de mano de obra; y en el caso de los servicios o de las actividades inmobiliarias, que aunque no son intensivas por unidad de producción sí son extensivas en el uso del factor trabajo.

Con este panorama, los resultados del mercado laboral para el mes de marzo y el primer trimestre del año 2015 deben ser tomados como un buen precedente de lo que va a pasar con la actividad económica, pues hablan, por un lado, de las presiones que recibe el mercado laboral y, de otro, de cómo la actividad económica responde.

Así mismo, esa tasa de desempleo está relacionada con los ciclos de producción de las compañías: aumentan su producción entre el tercer y cuarto trimestre, y pueden empezar el año sin inventarios, de tal manera que necesitan incrementar la producción y los puestos de trabajo para satisfacer el crecimiento natural de la demanda.

Es lamentable que las bajas tasas de desempleo en el país, generadas con altos niveles de ocupación, sean motivo de escozor y recriminación: si más colombianos encuentran empleo, las cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) son cuestionadas, pero si estas son desfavorables para el país, son aceptadas.

Qué mala práctica la que aplicamos: nos desgatamos en debatir una realidad, cuando contamos con, quizás, una de las mejores mediciones en el escenario latinoamericano, y todos deberíamos estar concentrados en analizar cómo se va a seguir generando más y mejor empleo.

Mauricio Perfetti del Corral

Director del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane)

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado