Mauricio Perfetti del Corral
columnista

Qué nos dicen las estadísticas de pobreza

Colombia es el primer país de América Latina que publica los resultados de pobreza en el primer trimestre de cada año.

Mauricio Perfetti del Corral
Opinión
POR:
Mauricio Perfetti del Corral
marzo 23 de 2017
2017-03-23 09:31 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb6dd74cbda.png

A partir del 2010, en Colombia comenzamos a medir la pobreza no solo monetaria, sino multidimensional. Mientras la medición de la primera compara el ingreso del hogar con respecto al valor de una canasta básica de bienes, la segunda incluye otras variables que influyen drásticamente en el bienestar de las personas: el acceso a la educación, servicios a la primera infancia, salud, servicios públicos y trabajo.

La página web del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) dice al respecto que “la pobreza, al igual que el desarrollo, también es multidimensional, pero este hecho suele ignorarse a favor de los principales indicadores de la pobreza relacionados con el dinero”. Es cierto que en condiciones de pobreza una mayor capacidad adquisitiva posibilita tener acceso a más y mejores productos de una canasta. Pero, el dinero por sí solo no podría suplir carencias fundamentales de carácter estructural. Los resultados de las mediciones de pobreza y desigualdad en Colombia en el periodo 2010-2016 nos muestran claramente las variaciones de una y otra medición. Durante ese lapso, la tendencia tanto de la monetaria como la multidimensional ha sido decreciente.

Pobreza monetaria: en el 2010 era de 37,2%, y en 2016 fue de 28,0%. Una reducción de 9,2 puntos porcentuales es un logro considerable para un periodo tan corto. Sin embargo, entre el 2015 y el 2016, se presentó una variación de 0,2 puntos porcentuales, cambio que se debe, en gran parte, a la inflación, que resintió severamente el paro camionero y el fenómeno de ‘El Niño’ del año pasado. Aún así, la pobreza monetaria en centros poblados y rural disperso, se redujo en 1,7 puntos porcentuales. Una disminución elocuente, si se tiene en cuenta que justo allí es donde más se concentra la pobreza en el país.

Pobreza multidimensional: esta arroja resultados muy positivos. Desde el 2010 se ha reducido en 12,6 puntos porcentuales, y esto significa que el país pasó de tener 13’719.000 personas en condición de pobreza multidimensional en el 2010 a 8’586.000 en el 2016, lo cual equivale a una reducción de 5’133.000 personas en ese periodo. Para entender mejor este comportamiento positivo es necesario considerar la Encuesta Nacional de Calidad de Vida recientemente publicada por el Dane, pues ahí se encuentran las razones de este enorme progreso en materia de disminución de la pobreza multidimensional. Por ejemplo, los años de estudio que tienen los colombianos, alcanzó la cifra histórica de más de 10,5 años en promedio, en las cabeceras municipales. Hoy, el 89,6% de los hogares cuentan con acueducto, y el 77,5% con alcantarillado.

La cobertura en salud está por encima de 95,0%. Es decir, que los avances en cobertura de educación, servicios públicos y salud han sido determinantes para estos resultados.
No son gratuitos los elogios que ha recibido el país por parte de Adriana Conconi, directora Técnica de la Iniciativa de Pobreza y Desarrollo Humano de la Universidad de Oxford. Para ella es más que sorprendente el proceso colombiano. “Muchos países del mundo nos han pedido siempre que nos pongamos en contacto con los expertos en Colombia para aprender del proceso”, dijo en una entrevista que concedió a Radio Santafé.

Un aspecto importante es que Colombia es el primer país de América Latina que publica los resultados de pobreza en el primer trimestre de cada año. Este es un esfuerzo estadístico inmenso, que cumple estándares de calidad y oportunidad exigidos por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde).

Si damos por cierto lo que dice la página del PNUD al respecto, podemos asegurar que si la pobreza multidimensional está disminuyendo, significa que el país está avanzando en garantizar el disfrute y el ejercicio pleno de los derechos, no quedarse solo en el aspecto económico.

Mauricio Perfetti
Director del Dane

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado