Mauricio Reina

Cuidado con la grieta

Mauricio Reina
POR:
Mauricio Reina
junio 12 de 2014
2014-06-12 11:29 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc2b536c83.png

Pensaba escribir sobre esa estupenda pieza de expresión popular que es el video donde una mujer de 85 años explica sus preferencias para las elecciones del próximo domingo (http://bit.ly/1n2VEBQ).

Iba a decir que ese video es una muestra elocuente del abismo que hay entre los candidatos y la gente.

La mujer no tiene ni idea de que se enfrentan Oscar Iván Zuluaga y Juan Manuel Santos, dos figuras que le resultan tan ajenas que para ella son ‘Zurriaga y Juanpa’.

También iba a decir que el video revela la distancia que hay entre las campañas y los electores.

A la mujer poco le interesan las grandes discusiones sobre la paz o la guerra sucia; lo único que le preocupa es lo que pueda conseguir para lidiar con su vejez y su pobreza. Su displicencia hacia los candidatos retrata la frágil condición de nuestra democracia: como si no bastara con que 60 por ciento de los colombianos no votan, el otro 40 por ciento lo hace en medio de la nebulosa y buscando sólo beneficios inmediatos.

Estaba pensando escribir sobre eso, cuando se me atravesó otro matiz de la realidad.

Un matrimonio al que aprecio, porque tanto ella como él son personas inteligentes y reflexivas, ha quedado atravesado por la polarización electoral.

Él piensa votar por Santos y esgrime buenos motivos para hacerlo, mientras ella también tiene sus razones respetables para votar por Zuluaga.

Lo malo es que, de un tiempo para acá, sus conversaciones salieron del terreno del debate para entrar en el de la polarización.

Esta situación doméstica refleja lo que está pasando en el país.

Lo que hasta hace poco era una sana confrontación de ideas, se ha convertido en animosidad y descalificación.

Así, sin darnos cuenta, nos ha ido pasando algo parecido a lo que les pasó a los argentinos, con resultados desastrosos.

En los últimos años se abrió en la sociedad argentina una división visceral entre kirchneristas y anti-kirchenristas, a tal punto que muchos creen que lo peor que va dejar la actual coyuntura es una inmensa grieta política, que va a dificultar durante muchos años la gobernabilidad de cualquiera que llegue al poder.

La profundización de una grieta política en Colombia es mucho más grave que en el caso de Argentina, por una sencilla razón: nosotros estamos en medio de una negociación de paz con la guerrilla, que ambos candidatos han prometido continuar, cada uno a su manera.

Por eso debemos tener presente que el próximo presidente, cualquiera que sea, tendrá una gobernabilidad muy precaria.

Además del problema de lidiar con un Congreso profundamente dividido, el próximo mandatario sólo tendrá el respaldo de un poco más del 20 por ciento de los colombianos (algo más de la mitad de los votantes), y al mismo tiempo tendrá asegurado el rechazo visceral de una porción similar de la población y la indiferencia de más de medio país que se abstendrá de votar.

Bonita manera de conducir una negociación con una guerrilla unida.

Mauricio  Reina

Investigador Asociado de Fedesarrollo

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado