Miguel Gómez Martínez

Janet Yellen

Miguel Gómez Martínez
POR:
Miguel Gómez Martínez
noviembre 27 de 2013
2013-11-27 03:28 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c55d1afeb.png

Para la mayoría es una desconocida, pero, a partir de finales de enero próximo, será la mujer más poderosa del planeta cuando asuma como presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos. Janet Yellen, es una conocida economista, casada con el premio nobel de Economía del año 2001, George Akerlof. En la actualidad es la vicepresidenta del banco central estadounidense y reemplazará a Ben Bernanke, quien concluye su segundo periodo como máxima autoridad monetaria.

A Yellen le corresponderá una etapa muy diferente al de su predecesor. Los retos que deberá asumir están ligados a la estrategia adoptada por Bernanke, cuando se presentó la grave crisis financiera del año 2008. Los tres paquetes masivos de inyección de liquidez, conocidos como ‘relajaciones cuantitativas’ (quantitative easening), representan un periodo de expansión monetaria sin precedentes. Bernanke ha recibido cada vez mayores críticas por su resistencia a iniciar el desmonte de estas intervenciones que le permiten comprar mensualmente hasta 85 mil millones de dólares en deuda pública e hipotecas.

Producto de esta estrategia, el balance de la Reserva es hoy en día cinco veces más elevado que antes de la crisis, y asciende a más de 4 billones de dólares. Este nivel es anormal, lo que requiere un desmonte gradual. Muchos sostienen que no ha llegado el momento de reducir los niveles de liquidez y recuperar la movilidad de la tasa de interés que ha permanecido cercana a cero desde diciembre del 2008. La economía crece a tasas superiores a 2 por ciento anual, pero el desempleo sigue rondando el 7,5 por ciento. Algunos expertos argumentan que el nivel debe estar en 6,5 por ciento antes de iniciar la contracción monetaria. Otros creen que, con un Dow Jones que ha superado la barrera de los 16.000 puntos, hay suficiente evidencia para iniciar los recortes de liquidez.

Otro de los puntos que Yellen deberá enfrentar es el institucional. Durante la crisis, la autoridad monetaria fue subordinada al liderazgo de la Secretaría del Tesoro. Los republicanos consideran que este es un peligroso precedente, pues la independencia de la Reserva es uno de los pilares del sistema bipartidista. Algunos creen que Bernanke ha estado más preocupado por los índices de opinión que respaldan a Obama, que por el equilibrio económico de mediano plazo.

Pero, sin duda, el mayor reto de Janet Yellen será evitar un nuevo escenario de crisis financiera. Las lecciones de los años anteriores al 2008 no parecen haber sido asimiladas cabalmente. El tamaño de las entidades financieras es hoy en día colosal, como lo refleja la muy interesante obra Too Big to Fail, de Andrew Ross Sorkin. La propuesta de otro presidente de la Reserva, Paul Volker, conocida como ‘la regla de Volker’, que busca limitar el ámbito de las operaciones que las entidades financieras pueden realizar y restringir la multibanca, ha tenido fuerte resistencia por parte de estos sectores que no desean el regreso de mayores controles a sus negocios.

Yellen tendrá varios retos importantes. Pero el más importante será intentar limitar la codicia.

Miguel Gómez Martínez

Profesor del Cesa

representante@miguelgomezmartinez.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado