Miguel Gómez Martínez

Preguntas incómodas

Miguel Gómez Martínez
Opinión
POR:
Miguel Gómez Martínez
marzo 18 de 2015
2015-03-18 02:37 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c55d1afeb.png

En el alto grado de polarización política en el que está sumido el debate sobre el proceso de paz, se dificulta plantear cualquier pregunta que no esté en el libreto del Gobierno. Sin embargo, hay interrogantes que, por el momento, no tienen respuestas satisfactorias, pero tienen que ser planteados. Muchos tienen que ver con los aspectos económicos del acuerdo que el Gobierno se apresta a firmar.

¿Qué van a dar las Farc? Esta es la pregunta que millones de colombianos nos hacemos a estas alturas de la negociación. Por el momento, queda claro que no habrá entrega de armas, ni reconocimiento de las víctimas, ni mucho menos cárcel para las grandes figuras del movimiento guerrillero. Los guerrilleros obtendrán posibilidades de participar en política con circunscripciones especiales en las que tendrán ventajas electorales. Tampoco participarán en la actividad de desminado, pues su función se limitará a indicar las áreas en las cuales instalaron los artefactos explosivos. Por lo pronto, lo único que los colombianos podemos esperar es que, si todas sus exigencias son aceptadas por el Gobierno, cesarían de secuestrar y atacar a la población. No queda claro si la extorsión o el boleteo, que han crecido exponencialmente en muchas regiones del país, y que hoy son realizadas por alianzas entre guerrilleros, milicias urbanas y delincuencia común, quedan incluidas en las concesiones de las Farc.

¿Qué va a suceder con las multimillonarias sumas de dinero que las Farc han acumulado, fruto de sus operaciones de narcotráfico y extorsión? Se estima que el comercio anual de narcóticos asciende a 400 mil millones de dólares. Si Colombia representa el 15 por ciento de este mercado (lo que equivale a un negocio de 60 mil millones de dólares), las utilidades derivadas de esta actividad en los últimos 20 años, en la cual la guerrilla ha ejercido un papel determinante, deben ser colosales.

Algunos estiman que estas fortunas serán lavadas en países de Unasur, que serían receptores de estos fondos como parte de la legalización de los vínculos que ha tejido la diplomacia de las Farc desde hace varios lustros.

¿Cuánto dinero pondrán las Farc para la paz de Colombia? A la fecha, la guerrilla no se ha comprometido con un solo peso para construir la tan anhelada reconciliación. En cambio, los pocos cálculos presupuestales que se han proyectado sobre los puntos ya definidos, sugieren sumas astronómicas. El tema de la tierra podría ascender a 45 billones de pesos. Hasta ahora, lo acordado estaría por encima de los 100 billones, sin tener en cuenta la reparación de las víctimas, que es una cuenta que haría inviable cualquier escenario fiscal.

¿A cuánto asciende el denominado ‘dividendo de la paz’? El Gobierno y los grupos que lo respaldan insisten en que, firmado el acuerdo, se liberarán ingentes recursos que hoy se destinan a la inútil guerra. Dado que desaparece la amenaza terrorista, buena parte del gasto en seguridad y defensa podrá destinarse al pos-conflicto. La verdad es que la seguridad es necesaria en toda sociedad y es más exigente en los periodos posteriores al acuerdo. El tal dividendo puede resultar un espejismo.

Estas preguntas molestan al Gobierno porque buscan algo de luz, allí donde solo existe, hasta el momento, oscuridad y desinformación.

Miguel Gómez Martínez
Profesor del Cesa
migomahu@hotmail.com
 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado