Mónica De Greiff

Por Bogotá

Mónica De Greiff
Opinión
POR:
Mónica De Greiff
julio 03 de 2014
2014-07-03 04:31 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb736b21b72.png

Es evidente que después de las elecciones presidenciales, se ha iniciado la campaña por la Alcaldía de Bogotá. Esperamos que el debate se adelante con rigor y propuestas para la ciudad en la que vivimos 8 millones de personas, el 16 por ciento de la población nacional.

Bogotá es el centro económico del país, y en América Latina es la cuarta capital global, la cuarta más atractiva para invertir y la primera con mejor ambiente para los negocios. Es el mayor mercado de trabajo, con más de 4 millones de ocupados ha logrado reducir el desempleo, la pobreza y elevar las coberturas de servicios públicos y sociales.

En 135 años de existencia, la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB) se ha consolidado como la entidad desde la cual los empresarios aportan iniciativas para mejorar el entorno y la calidad de vida en la ciudad. Hoy, tenemos más de 300 mil empresas, en cuya creación y operación ha contribuido la CCB, simplificando trámites para facilitar el emprendimiento, la inversión empresarial, la formalización y generación de empleo. Tenemos un sector privado comprometido, que trabaja, invierte y hace empresa, que aporta soluciones creativas y participa en proyectos útiles para la metrópoli.

La CCB, con responsabilidad y seriedad, representa a los empresarios y ejerce su vocería ante las autoridades sobre los problemas, y propone soluciones con programas sustentados en el conocimiento de la ciudad, el entorno y la actividad empresarial. La entidad ha estado y seguirá estando presente en el debate sobre la gestión de los temas coyunturales y en la orientación estratégica de largo plazo de Bogotá. Somos reconocidos como un actor calificado y con credibilidad en el seguimiento a la gestión pública en el entorno empresarial y en la calidad de vida de la urbe. Esto nos ha permitido, con empresarios, academia, ciudadanos y autoridades, contribuir al debate de políticas públicas como el POT, la valorización, el cupo de endeudamiento, entre otros. Igualmente, hacer seguimiento a la movilidad y conectividad, a la seguridad y a las condiciones del entorno para los negocios.

Entendemos que hay un debate político, pero esperamos que la campaña que se ha iniciado, prematuramente, se sustente en un diagnóstico responsable y objetivo sobre la situación, retos y oportunidades de la capital, esencial para que las propuestas a la próxima administración respondan a la realidad de la urbe y a sus posibilidades.

Como lo ha hecho desde hace 20 años, la CCB convocará a empresarios y ciudadanos a un diálogo sobre las prioridades de la ciudad, para formular recomendaciones que presentaremos en un foro a los candidatos para conocer su voluntad de incluirlas en el plan de desarrollo. Igualmente, pondremos a disposición de los candidatos, la información y conocimiento para la concreción de sus propuestas en beneficio de la capital.

No se construye una ciudad desconociendo lo que se ha hecho, ni tampoco con propuestas que no están al alcance de la realidad económica y social de la urbe. Bogotá tiene desafíos y problemas que resolver, pero pretender convencernos a los bogotanos que la ciudad está al borde del abismo, es no solo irresponsable con el presente, sino que tendría graves consecuencias sobre las posibilidades de desarrollo y el mejoramiento de la calidad de vida en la capital del país.

Mónica de Greiff

Presidenta Ejecutiva Cámara de Comercio de Bogotá

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado