Nicola Stornelli García
análisis

La hora de las decisiones en TIC

El antecesor de Luna convenció a Santos de la malla de fibra óptica que
conecta las principales cabeceras municipales, y eliminar las cláusulas.

Nicola Stornelli García
Opinión
POR:
Nicola Stornelli García
marzo 22 de 2016
2016-03-22 11:01 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc2d07227e.png

Tomé el título de una de las últimas columnas de José Carlos García, editor de tecnología de El Tiempo y compañero Avenger (¿Ajá y en qué quedó esa buena iniciativa?). Podría haber sido ‘Aplazar, aplazar y aplazar’, como escribió Mauricio Vargas, el afamado periodista y columnista. Pese a que José Carlos deja su comentario en el tema, muy efectista, de las cláusulas de permanencia, y digo efectista por el ministro Luna, no por José Carlos. El antecesor de Luna hizo dos cosas muy buenas: una, convencer al presidente Santos de la construcción de la malla de fibra óptica que hoy conecta las principales cabeceras municipales del país; dos, eliminar las cláusulas de permanencia para producir un efecto de balanceo y reacomodo en la venta de terminales móviles en la nación.

Antes de esa decisión, Claro, el operador dominante, importaba el 84 por ciento de los teléfonos que se vendían en el país, consiguiendo imponer precios y restricciones en modelos porque, obviamente, los fabricantes lo consentían. Hoy, el 40 por ciento de estos se venden en los supermercados y hay un equilibrio en la oferta de modelos y precios para todos los operadores, con el beneficio para los usuarios de la democratización de lo ofrecido. El problema ha sido el dólar, últimamente. Y ya que el mercado se reguló, vale la pena (no hay que ser muy inteligente) volver a las cláusulas de permanencia que es un subsidio en los precios de las terminales que dan los operadores a sus usuarios exigiéndoles que se queden determinado tiempo. Ojo, no deben confundir con financiar el valor del teléfono. Bienvenida la decisión del ministro Luna. Ya era hora de tomar decisiones que lo desmarquen de su antecesor.

Y volviendo al tema de las decisiones quiero aportar un par de datos para el futuro de las TIC y telecomunicaciones y voy a ser reiterativo hasta el cansancio. Me encontré con la perla de varios departamentos que han invertido, incluidos recursos de regalías de ciencia y tecnología, más de 50.000 millones de pesos, cada uno, en temas de conectividad y educación para las TIC, en contratos que, infortunadamente, coinciden en los objetos por desarrollar. Lo vengo diciendo hace rato: hay inversiones en TIC para la educación, ante todo, y, también, para salud que están duplicando esfuerzos y recursos económicos cuantiosos. ¿Si conexión total está cruzándose con proyectos de Ondas 2 por qué seguimos invirtiendo mal la plata?

Ministro Luna: desmárquese de Molano. Dígale duro al presidente Santos que el país necesita, con carácter urgente, aprovechar la malla de fibra óptica y llevar banda ancha fija a toda Colombia. Le pregunté a varios expertos acerca del tema y Wally Swain, una autoridad a nivel mundial, me dijo el futuro es una integración de lo fijo y lo móvil, entendiendo lo móvil no por los operadores móviles sino por el wifi. Cada vez más nuestras conexiones fijas nos sirven para mejorar nuestra conexión wifi, para nuestros dispositivos móviles. Las conexiones de datos de los operadores celulares están muy lejos de permitirnos ver una película de Netflix.

Una vez más, las smart cities necesitan banda ancha fija. Internet de las cosas y big data necesita banda ancha fija. ¿Por qué esperar más y no tomar la decisión ya de un plan nacional de banda ancha fija? Qué bien por Une Tigo, lo repito, que viene invirtiendo en banda ancha fija.

El otro punto: ¿cómo así que Slim va a demandar a Colombia? ¿Cómo así que nos envían un ejecutivo ‘duro’ en temas de regulaciones? ¿La CRC y el MinTIC deben temblar por la llegada de Zenteno? Bueno y a todas estas ¿Para qué sirve Asomóvil?, este debe abrirse a los otros operadores y dejar de ser el club de los tres buenos amigos.

Me parece que Slim está muy mal informado. En esta columna he criticado a Telefónica por una capitalización que le regaló el Estado. Y le he dado duro a Claro-América Móvil y he procurado ser equitativo en mis opiniones. Hace rato escribí acerca del tema de la reversión de infraestructura. En su momento, cuando firmaron los contratos aceptaron esa cláusula de reversión. Cláusula que intentaron modificar a través de una ley y no, entre un acuerdo entre las partes. Reconozco que sin la gran inversión en infraestructura, Claro no tendría hoy el 55 por ciento del mercado de móviles en Colombia y tuvo, durante un buen rato, más del 60 por ciento. Ese tribunal de arbitramento es una buena salida. Pero a Slim debe llamarlo el presidente Santos y refrescarle la memoria.

Repito mi idea: ¿por qué no pensar en una red pública de antenas para móviles? Y los operadores todos pueden concurrir a ella y pagarle al Estado.

Nicola Stornelli García
Analista e investigador de las TIC

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado