Nicola Stornelli García

‘Inside Job’ y ‘Algo va mal’

Somos una sociedad muy desigual, en donde la gente del común no tiene opciones de triunfar.

Nicola Stornelli García
POR:
Nicola Stornelli García
mayo 22 de 2011
2011-05-22 04:41 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc2d07227e.png

Muchos de los lectores habrán visto el documental ganador del Óscar 2011 y habrán leído el libro de Tony Judt que ha merecido varios comentarios de destacados columnistas del país. Inside Job trata de la crisis financiera reciente y fue incluso comentado por el editorial de El Tiempo .

Hace algún tiempo titularon un libro que recogía escritos de diferentes autores: En qué momento se jodió Colombia .

Podríamos hacernos la misma pregunta respecto a la cantidad de interrogantes que suscita ver y leer el documental mencionado y el libro citado: ¿En qué momento se jodió la humanidad?

Lo que es evidente es que la cultura del American Way of Life ha hecho crisis. Dice Joseph Stiglitz: “como está hoy en día, con casi una cuarta parte de los ingresos totales y el 40% de la riqueza estadounidense en manos del 1% que más gana, EE. UU. es menos una ‘tierra de oportunidades’ que la ‘vieja’ Europa” (http://bit.ly/k79NWB).

Para quienes han leído el libro de Tony Judt y han venido ocupando posiciones de liderazgo en los temas económicos y empresariales quizá les parezca un poco “izquierdoso”. Y cabe la pregunta: ¿Qué es la derecha y qué es la izquierda? ¿Qué es el liberalismo democrático y social, y qué es el liberalismo economicista o neoliberal?

La izquierda de Lula da Silva y su sucesora o el neopopulismo de Chávez y adláteres. La derecha de Thatcher y Reagan (causa de todos de los excesos de hoy) o la derecha suiza o sueca con aires de socialdemocracia. No se necesita ser un experto en cuestiones económicas para entender que, luego de la crisis financiera del 2008, el sistema se ha hecho pedazos y que muchos recordamos que nuestros padres y abuelos vivían en un mundo más seguro y confiable.

¿Quién se inventó que el mundo financiero tuviera tantos recovecos y permitiera enriquecerse de esa manera? ¿En qué momento el Estado se olvidó del Contrato Social? Nuestra génesis griega de la democracia busca que se gobierne para el pueblo, para todos, no para unos pocos.

No pretendemos soñar con modelos estatistas que no funcionaron y no funcionan, pero lo que sí es cierto es que el modelo neoliberal anglosajón ya no es el ideal para buscar sociedades igualitarias y que no podemos permitir las inmensas desigualdades que subsisten hoy. Quizás tampoco sea la ‘tercera vía’ que propugnan Blair y Santos.

Necesitamos ser imaginativos, creativos y muy honestos. ¿Cuántos académicos en Colombia (del derecho y la economía) han hecho una puerta giratoria del sector privado al público y a la academia? ¿Cuántos están hoy en el Gobierno y ayer pontificaban desde las aulas o desde los gremios?

Nosotros, más que los del norte, necesitamos revisar nuestro modelo de crecimiento y desarrollo social, que ha estado tan ligado a estereotipos de “traquetos”, guerrilleros y “paracos”.

Somos una sociedad muy desigual, en donde la gente del común no tiene opciones de triunfar y convertirse en el próximo Marck Zuckerberg o Bill Gates, y muchos de nuestros compatriotas sueñan con ser el próximo Pablo Escobar, Carlos Castaño o el ‘Mono Jojoy’, así nos duela reconocerlo.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado